martes, 10 de julio de 2018

No ofende quien quiere, sino quien puede.


Cuando Gandhi estudiaba Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le tenía mala voluntad; pero, el alumno Gandhi nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros:

Un día Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el alumno viene con su bandeja y se sienta a su lado; el profesor, altanero, le dice: "Joven Gandhi, ¡usted,.. no entiende! Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos; a lo que Gandhi le contesta: Esté usted tranquilo profesor, que yo me voy volando" y se cambió de mesa... 

El Señor Peters verde de rabia, decide vengarse en el próximo examen; pero, el alumno responde con brillantez a todas las preguntas... Entonces, le hace la siguiente interpelación: "Gandhi, Ud. va caminando por la calle y se encuentra con dos bolsas, dentro de una de ellas está la sabiduría y dentro de la otra, mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva? "... Gandhi responde sin titubear: "¡Claro que el dinero profesor!"
El profesor sonriendo sarcastico le dice " Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?"... Gandhi responde: " Cada uno toma lo que no tiene profesor"...

El profesor Peters, histérico ya, escribe en la hoja del examen: "IDIOTA" y se la devuelve al joven Gandhi... Gandhi toma la hoja y se sienta... Al cabo de unos minutos se dirge al profesor y le dice: "Profesor Peters, Ud. me ha firmado el examen, pero no me puso la calificacion..."

A veces la gente intenta dañarnos con ofensas que ni siquiera nos hemos ganado. Pero sólo nos daña el que puede, y no el que quiere. Si permites que una ofensa te dañe, te dañará. Pero si no lo permites, la ofensa volverá al lugar de donde salió.

Evita actuar igual que ellas. Estas personas están heridas y, si actúas como ellas, favorecerás que sigan comportándose de esa manera. Así que ignora la critica destructiva y a manipuladores con sus comparaciones inútiles.

Cuando aprendes a ignorar todas esas actitudes tóxicas, logras conectar con tu “yo” más íntimo.

jueves, 28 de junio de 2018

Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino

Si la motivación al cambio es lo suficientemente poderosa, se consigue modificar el hábito.




"Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en palabras
Cuida tus palabras, porque se convertirán en acciones
Cuida tus acciones, porque se convertirán en hábitos
Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino".

Mahatma Gandhi

lunes, 11 de junio de 2018

No vemos las cosas como son, sino como somos

Lo que yo veo con mis ojos no es lo mismo que tú ves con los tuyos. Cada uno de nosotros tiene una perspectiva completamente diferente sobre todo lo que nos rodea. 

Y nuestra conciencia tiene un gran poder sobre nosotros ya que nos hace crear mundos diferentes al verdadero.

Consideramos más importantes las percepciones que tenemos de las cosas y/o personas, nos encerramos en un solo mundo y es el que nosotros queremos ver, el que nos conviene.



¡No tires la toalla!


Asegúrate de que tu peor enemigo no viva dentro de ti.
Envíate mensajes positivos para poder seguir avanzando,.. porque de lo contrario no lograrás lo que te propones.

Tienes dos opciones: puedes tirar la toalla o decidir seguir adelante. ¡La decisión es tuya!

Eso sí, no olvides apartar las piedras que encuentres en tu camino.



Entradas populares

Quizás también te interese:

¿Cómo controlar la ira? La leyenda de los dos lobos

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...