jueves, 23 de junio de 2022

Un país con una elevada tasa de paro y dificultades para contratar

Aunque en España no se ha producido el fenómeno de abandono masivo de puestos de trabajo que en EEUU se ha bautizado como la Gran Dimisión, la recuperación económica tras la crisis sanitaria ha llegado acompañada de desajustes entre oferta y demanda en el mercado laboral, los cuales se han agravado en los últimos meses.

Desde las empresas se alerta de que falta mano de obra cualificada para algunos sectores –algunos cálculos cifran ese déficit en más de 100.000 vacantes–, un problema que ha llevado a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a convocar a la patronal y los sindicatos para analizar los motivos de este desajuste, que se agudiza de forma periódica, pero que resulta especialmente lacerante en una coyuntura de recuperación como la actual. También se han registrado, por ejemplo, problemas serios en el sector del transporte, con un déficit de conductores que en Europa alcanza las 400.000 vacantes y que ha acentuado las tensiones que sufren las cadenas de suministro global.

La fuerte recuperación del turismo extranjero en España, unida a la revitalización del nacional, ha provocado un aumento de la oferta laboral en el sector, especialmente por parte de las grandes hoteleras, las cuales se están encontrando con dificultades para obtener una respuesta satisfactoria. Las compañías no logran cubrir puestos básicos en los hoteles como cocinero, camarero o recepcionista, más aún en importantes plazas turísticas como Ibiza, Menorca, Calviá o Benidorm, hasta el punto de que algunas cadenas, como es el caso de Meliá, ofrecen no solo sueldo, sino también alojamiento y pensión completa para atraer candidatos.


Desde el sector se achaca buena parte del problema al elevado precio de las viviendas de alquiler en esas plazas, que en algunos casos supera el salario del puesto ofertado, como ocurre en Baleares, y desincentiva a los candidatos de otros territorios del país. También las propias características del empleo en la hostelería, de carácter estacional, poco estable y en ocasiones no lo suficientemente valorado socialmente, explican este déficit, unas circunstancias que, en el caso de los pequeños establecimientos, se suman a salarios poco competitivos. A todo ello hay que unir un sistema de protección social del desempleo cuya amplia cobertura desincentiva en ocasiones la búsqueda de trabajo, como también, en el caso del paro juvenil, un exceso de proteccionismo familiar que no siempre estimula el deseo de independencia económica y la búsqueda de empleo, algo paradójico en un país con más de tres millones de parados.


Fuente: Cinco días.

domingo, 19 de junio de 2022

Cuando eliminar las reuniones tres días a la semana aumenta la productividad.

Un exceso de reuniones las hace improductivas.

Un peculiar experimento del Instituto Tecnológico de Massachusetts señala que suprimiéndolas tres días a la semana aumenta un 73% la productividad y se reduce el estrés un 57%. Para que sean efectivas deberían ser rápidas y muy enfocadas.

Cristina mira su agenda para el día siguiente y suspira: tiene diez reuniones seguidas de nueve de la mañana a cuatro de la tarde. Con suerte, quizás las del mediodía no se alarguen demasiado y pueda almorzar en lugar de merendar. A estas alturas ya debería estar acostumbrada, porque de media tiene unos siete encuentros de este tipo al día, de entre 30 y 45 minutos en la mayoría de los casos, pero no consigue habituarse. Entre otras cosas porque retrasan su trabajo (es marketing manager de una importante multinacional) y tiene que echar horas extras por costumbre y sin remunerar. También, porque considera que más de la mitad de esas reuniones son innecesarias.

Una percepción que no solo tiene Cristina (nombre inventado para preservar su anonimato). Myriam Domínguez, asistente de Comunicación y Prensa del Consejo de la Unión Europea, piensa lo mismo, y varios estudios apuntan en una dirección similar. Por eso, un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) decidió llevar a cabo un experimento bastante particular, eliminar por completo las reuniones en 76 empresas de más de 1.000 trabajadores varios días a la semana para comprobar cómo afectaba al rendimiento de los empleados. Los resultados que obtuvieron sorprendieron a los propios autores del estudio: las compañías consiguieron aumentar su productividad hasta un 73% y el estrés de los empleados se redujo hasta en un 57%.

“Las reuniones te suelen exigir un nivel alto de concentración, el cual es imposible mantener al máximo durante mucho tiempo. A eso hay que sumarle el aumento de reuniones desde que comenzó la pandemia, pues donde antes teníamos una ahora podemos meter cuatro, gracias a las videollamadas. Así, el cansancio por el grado de activación que requieren estos encuentros, sumado a que no nos movemos para despejarnos y a la constante exposición a la pantalla, reducen el rendimiento y aumentan el estrés”, explica a S Moda Mariela Checa, psicóloga especializada en el ámbito laboral y decana del Colegio Oficial de Psicología.

Para realizar el estudio, los investigadores del MIT dividieron a las empresas en cinco grupos en función del número de días que eliminarían por completo las reuniones, de uno a cinco. Los resultados apuntan a que el mayor beneficio lo obtuvieron aquellas compañías que suprimieron estos encuentros laborales tres días a la semana: un 73% más de productividad, un 65% más de satisfacción de los empleados y un 57% menos de estrés. Con menos o más jornadas sin reuniones el grado de efectividad de esta medida era menor.

“Aunque pueda parecer contradictorio, nuestra investigación concluyó que tener demasiadas reuniones resta valor a la colaboración efectiva y desconcentra a los trabajadores en sus horas más productivas. Nuestra conclusión es que el número óptimo de días libres es de tres, dejando dos disponibles para estos encuentros por dos razones: mantener las conexiones sociales y administrar los horarios semanales”, señalan los autores del estudio.

Para mantener la comunicación entre los empleados en los días libres de reuniones, los investigadores explican que las empresas usaron herramientas de gestión profesional, como Slack o Microsoft Teams. Unas aplicaciones que, además de permitir a los trabajadores conectarse entre sí sin perder la concentración ni estresarse, hicieron que se redujesen los malentendidos, pues al estar todo por escrito los implicados podían volver a leer los mensajes cuando quisiesen si no recordaban algo o no lo habían entendido bien.


Las reuniones son efectivas en su justa medida.

A pesar de estos datos, el estudio subraya que las reuniones son útiles en su justa medida, y que es el exceso de ellas lo que las hace improductivas. Por ello, los autores recomiendan que para estos encuentros se establezca una agenda clara y unos objetivos concretos, lo que hará que sus responsables se la hayan preparado a conciencia y los asistentes tengan material previo antes de asistir, lo que ayudará a que todos se centren en lo fundamental y no se vayan por las ramas.

“Las reuniones son importantes para establecer los objetivos y evaluar los logros de las organizaciones, y en este sentido hay que tener en cuenta que los trabajadores necesitan sentirse escuchados, tomados en cuenta y percibir que su tiempo es valioso. No obstante, realizar reuniones constantemente genera desinterés, en especial cuando están organizadas sin antelación, sin preparación y con temas poco relevantes, y sensación de pérdida de tiempo. Y esto hace que el rendimiento laboral decaiga”, explica Angélica Acosta, psicóloga clínica del servicio de psicólogos en línea Psonrie.

Myriam Domínguez comparte esta opinión. A pesar de considerar que la mitad de las reuniones que tiene son innecesarias, admite que estos encuentros le parecen “positivos cuando son con compañeros que trabajan en un mismo proyecto y sirven para perfilar el trabajo, pues ahorran tiempo y malentendidos”.

Eliminar las reuniones varios días, difícil.

Tanto psicólogas como trabajadoras coinciden, por tanto, en que es necesario reducir el número de reuniones a las que se enfrentan habitualmente muchas profesionales. Sin embargo, ven difícil que en España se vaya a aplicar algo parecido al experimento llevado a cabo por el estudio del MIT.

“Se tienen que reducir, y que igual estén por las mañanas solo. Y que se hagan si realmente hay temas de agenda que tratar, para todo lo demás se puede hacer un seguimiento por mail. Yo ya estoy tratando de dejarme los viernes libres, pero la verdad es que no es realista. El viernes pasado también tuve reuniones de nueve de la mañana a cuatro de la tarde, sin parar. Sería maravilloso reducirlas a solo dos días, pero me cuesta creer que eso pueda aplicarse en España”, señala, resignada, Cristina.

Myriam Domínguez también cree que “sería muy beneficioso acotar los días y los horarios de las reuniones para gestionar mejor su tiempo” y no tener que hacer horas extra por costumbre y sin remunerar, como le sucede a Cristina, pero ella también considera que “es muy difícil” que las instituciones europeas reduzcan estos encuentros.

Y lo ven complicado porque no creen que sus jefes consideren las reuniones ineficaces. Una disparidad de percepciones entre responsables de equipos y trabajadores que, según Angélica Acosta, puede obedecer a la necesidad de los primeros de reafirmar los objetivos y evaluar el rendimiento de los trabajadores constantemente. Algo que ha aumentado especialmente durante la pandemia con la extensión del teletrabajo.

Para Mariela Checa, más que concentrarlas, habría que racionalizar su convocatoria, volver a una lógica prepandemia y disminuir tanto su número como su duración, aunque sigan distribuidas a lo largo de los cinco días de la semana. “Para que sean efectivas, deben ser rápidas y estar enfocadas en la productividad”, subraya.


Fuente: El País

jueves, 2 de junio de 2022

Cuestionario test del eneagrama

¿Qué eneatipo corresponde a una persona autoexigente? Selecciona una:
Persona leal. 
Persona investigadora. 
Persona perfeccionista. 
Persona triunfadora.

¿Qué personalidad quiere que las cosas estén bien? Seleccione una:
Persona creativa. 
Persona sociable. 
Persona líder. 
Persona perfeccionista.

¿Qué eneatipo evita los conflictos? señala las dos afirmaciones verdaderas.
Persona pacificadora. 
Persona ayudadora. 
Persona mediadora.

¿El eneatipo 9 interactúa con sus compañeros y compañeras del grupo con frecuencia? señala la correcta.
No. 
Si.

Señala las tres afirmaciones correctas.
La persona ayudadora empatiza y conoce las necesidades de las demás personas. 
La Persona perfeccionista tiene problemas para ser líder. 
La persona mediadora contribuye a que no se produzcan conflictos en el equipo. 
La persona líder tiende a tener control de lo que la rodea. 
La persona triunfadora solo piensa en su equipo.

Selecciona las 2 correctas:
El eneatipo 9 acepta las cosas y dice que se siente bien, aunque no lo esté. 
El eneatipo 7 muestra timidez. 
El eneatipo 4 no para de hablar. 
El eneatipo 8 establece fuertes vínculos de unión con sus personas favoritas y de confianza.

Señala las 5 respuestas que son correctas:
El eneatipo 8 está alerta ante las injusticias. 
El eneatipo 7 detesta la inactividad y la quietud. 
El eneagrama no describe las personalidades. 
El eneatipo seis reacciona ante lo desconocido con miedo, negatividad o pánico. 
El eneatipo 7 miente para salirse con la suya, sobre todo a las autoridades y, en especial, si su madre o padre son demasiado estrictos. 
  La persona científica es muy hábil como relaciones públicas en la discoteca. 
  El eneatipo 5 no es una persona tranquila ni introvertida. 
  La persona investigadora es curiosa y quiere comprenderlo todo.

Señala las 2 características de la persona creativa
Le encanta las cosas de la vida cotidiana. 
No le gusta el cine ni el teatro. 
Se centra en los sentimientos, preocupado por el sufrimiento y la belleza. 
La escuela puede ser una válvula de escape para su creatividad mediante obras de teatro, música, clases de arte y escritura creativa. Tienen un mundo interior riquísimo.

Señala las características correctas del eneatipo 2.
Son estudiantes que conectan y llegan a tiempo al aula. 
Llaman frecuentemente la atención mostrándose agradables y amables con las demás personas. 
Son personas muy empáticas que parecen tener una habilidad especial para saber que quieren o necesitan las demás sin que estas se lo digan.

El eneatipo 3…: Señalar las 3 respuestas correctas.
Tiende a realizar bien las cosas. 
No suelen ver las oportunidades. 
Son muy perseverantes, no cesan hasta terminar o conseguir las cosas que quieren. 
Son muy sociables y camaleónicos, se adaptan bien a cualquier escenario o grupo social.

El eneatipo 7…: señalar las 3 correctas.
Tiene una disposición risueña y una risa contagiosa. 
No le gusta la diversión. 
Son muy sociables. 
Suelen ser personas aburridas. 
Intentan pasar desapercibidos. 
Prefieren aprender lo que tiene aplicación inmediata en las clases.

El eneatipo 8…: señalar la correcta.
No le gusta el poder. 
No es una persona fuerte ni energética. 
Toleran las injusticias. 
Son líderes innatos y dominan las situaciones con facilidad.

El eneatipo 8…:  Selecciona una:
Son personas pacíficas en situaciones tensas. 
No tiene tendencia a intentar controlar a su madre o padre. 
Salen en defensa de sus amistades y defienden a quienes no pueden defenderse. 
Son intelectuales.

El eneatipo 9... Selecciona una:
Tiene poder para pelear cuando hay problemas. 
No suelen ser prudentes ni compresivos. 
Odian las confrontaciones y tienden a tratar de facilitar las relaciones dentro del grupo.

El eneatipo 9... Selecciona una:
Tardan en decidirse porque ven las cosas desde muchos ángulos. 
Pueden dejarse llevar por la inercia. 
Es sabido que son con quienes mejor se puede estar. 
Todas las respuestas anteriores son verdaderas.

El eneatipo 2... Selecciona una:
No atienden las necesidades de las demás personas. 
No se sienten traicionados y rechazados cuando tienen problemas con otras personas. 
No viven en el mundo de las relaciones y los sentimientos. 
Son susceptibles, ya que sienten heridos sus sentimientos con facilidad.

El eneatipo 1... Señalar las 2 correctas.
Son personas serias y es posible que no se sientan cómodas con los imprudentes o traviesos. 
No hacen siempre lo correcto. 
Tienen un sentido muy desarrollado de la justicia y de la ética. 
No se sienten enojados cuando se equivocan o se les dice que no llevan razón.

Eneatipo 1…: Selecciona una:
Tiende a ser nada exigente. 
Suele ser el dinamizador de la fiesta. 
Son personas ordenadas, organizadas y meticulosas.

Eneatipo 4…: Selecciona una:
En ningún momento hace comparaciones. 
No es nada emocional. 
No necesita que sea valorado. 
Son personas sensibles, reservadas y calladas.

Eneatipo 5…: Selecciona una:
Son personas muy innovadoras y reservadas que defienden mucho su espacio. 
Absorben y analizan muy rápido la información. 
Son capaces de concentrarse y enfocar la atención en desarrollar ideas y habilidades complejas. 
Todas las anteriores son correctas.

martes, 24 de mayo de 2022

Estas son las ciudades con más y menos parados de España.

Cuando se trata de desempleo, la brecha entre el norte y el sur es evidente. Tres de las cinco ciudades que encabezan la lista con menos tasa de paro están en la capital; las otras dos en Cataluña y el País Vasco. Por contra, Andalucía aglutina los cuatro territorios con más parados: Linares, Línea de la Concepción, Alcalá de Guadaíra y Jerez de la Frontera.


Pozuelo de Alarcón, en Madrid, es la ciudad con menor tasa de paro de toda España: 6,2%. También tiene la mayor renta media, según el informe publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El estudio recoge indicadores de 416 municipios mayores de 20.000 habitantes y forma parte del proyecto Urban Audit sobre condiciones de vida, de la Comisión Europea. Para medir la evolución del mercado de trabajo, el indicador construye tasas estimadas de paro y actividad para las 126 principales ciudades del país.

Según estas estimaciones, Sant Cugat del Vallès, en Barcelona, tiene la segunda tasa de desempleo más baja: del 6,4%. Al igual que en el primer caso, ostenta una de las rentas medias anuales más altas a nivel nacional, con 21.122 euros. Por encima solo está Boadilla del Monte y Pozuelo, ambas en la capital. 

Madrid, Barcelona y Vizcaya concentran los barrios más ricos y con menor desempleo, que no llega al 10%. Sus indicadores contrastan con el panorama de Jaén, Cádiz y Sevilla, donde la tasa de paro oscila entre el 25% y el 31%. De esta forma, de los 15 municipios con menores tasas medias de paro estimadas para 2021, seis se encuentran en la Comunidad de Madrid, cuatro en Cataluña, tres en País Vasco y dos en Galicia.

En el lado contrario, de entre los 15 municipios con más paro, once pertenecen a la comunidad de Andalucía y cuatro a Canarias: Santa Lucía de Tirajana, Arrecife, Telde y Santa Cruz de Tenerife. En el sur también se concentran los hogares más pobres. Las ciudades con menor renta por habitante en 2019 fueron Níjar, con 7.097 euros, y Vícar, con 7.634, ambas en Almería. Les siguió Palacios y Villafranca, ubicada en Sevilla y con una renta de poco más de 8.050 euros. 

De las 126 ciudades analizadas, 50 registran una tasa de paro por encima de la media nacional, que se sitúa en el 14,7%. Una vez más, la gran mayoría de esas localidades se concentran en el sur, salvo algunas excepciones como Ponferrada, que está en León, o Parla, en Madrid. En lo referente a la tasa de actividad, que mide el porcentaje de la población que está en la fuerza laboral, el INE señala que las ciudades con los porcentajes más elevados en 2021 son Rivas-Vaciamadrid (69,7%), Valdemoro (68,8%) y Parla (67,4%); las tres ubicadas en la capital. En el lado opuesto están Ferrol (49,9%), León (50,2%) y Salamanca (50,4%). La primera pertenece a Galicia y las otras dos a Castilla y León. 

Otros indicadores

El estudio recopila una serie de estadísticas socioeconómicas con el objetivo de medir la calidad de vida de un determinado número de áreas territoriales. Uno de esos indicadores es el de la esperanza de vida, donde se repite el patrón del empleo. El norte aglutina las 15 ciudades con la población más longeva, mientras que en el sur la que menos años vive. Tres municipios superaron en 2019 los 85 años, todos ellos en Madrid. Se trata de Pozuelo de Alarcón, Majadahonda y Las Rozas. 

En la lista también aparece la capital navarra y dos localidades castellanomanchegas: Guadalajara y Toledo. Por contra, entre las 15 ciudades con peores datos figura La Línea de la Concepción, Ceuta y Melilla. Ahí las personas viven en promedio 80 años. Son a la vez tres de los cinco territorios en los que más hijos tienen las mujeres. Mientras la cifra media de España es de 1,24 hijos, en Melilla, por ejemplo, repunta hasta el 1,97. Aquí la tendencia territorial se rompe un poco, pues Canarias es la comunidad en la que menos hijos tienen las mujeres. En San Cristóbal de la Laguna el promedio es del 0,83. 

Por otra parte, las áreas urbanas funcionales (AUF) -una ciudad junto a los municipios que forman su entorno funcional- más ricas son las de las tres capitales vascas: San Sebastián, Bilbao y Vitoria. Su renta neta media supera en más de 7.000 euros el de Torrevieja (Alicante), Lorca y Marbella (Málaga); las tres AUF más pobres. 


Fuente: Cinco días.

martes, 3 de mayo de 2022

Dopamina: el neurotransmisor que nos da la felicidad, pero también nos la quita.

La dopamina es un neurotransmisor, es decir, una molécula que se encarga de llevar un mensaje desde las neuronas que lo producen hacia otras células. Por eso interviene en una gran cantidad de procesos como el control del movimiento, la memoria, la recompensa cerebral –ese mecanismo de nuestro cerebro que nos refuerza a repetir una conducta– o el aprendizaje.

También influye en numerosas funciones fuera del cerebro como la motilidad gastrointestinal, la liberación de hormonas, la presión arterial e incluso en la actividad de las células del sistema inmune.

“El que canta su mal espanta”, dice el refrán. Pero no es lo mismo que Rosalía le cante “Si me das a elegir”, a que su hijo de tres años vocifere al son de “Baby shark”. Tampoco es lo mismo cantar “Paquito el chocolatero” en las fiestas patronales del pueblo, que hacerlo en medio de un entierro, un examen o dentro de un avión. Esto precisamente explica la disparidad de funciones que tiene la dopamina. Y es que su acción depende de dónde, cuándo, cómo y en qué cantidad se produzca.

Almacenar recuerdos a través de las emociones

La dopamina es conocida mundialmente por ser una de las moléculas de la felicidad. No en vano, es una de las herramientas que Cupido usa para enamorar.

También proporciona placer y relajación. Interviene en procesos de memoria y aprendizaje porque regula la duración de los recuerdos. Es decir, decide si una determinada información se puede almacenar durante un tiempo o se elimina inmediatamente.

Y esto lo consigue fomentando que la memoria y el aprendizaje vayan asociados a emociones. En este proceso interviene la dopamina en el accumbens -una parte del cerebro muy implicada en el control de las emociones, que comunica con zonas encargadas de la memoria, como el hipocampo-.

Por eso, el aprendizaje que contiene una carga emocional dura más, porque aprender provoca placer y la información se retiene durante más tiempo. Así que de nada sirve aquello de “la letra, con sangre entra”.

La cantidad de dopamina en el cerebro da información sobre su personalidad

Nuestro horóscopo no influye ni determina para nada nuestra personalidad. La dopamina, sin embargo, sí. Y es que numerosos estudios científicos sostienen que la dopamina podría estar relacionada con rasgos de la personalidad como la inseguridad, la cobardía o incluso el grado de extroversión.

Tanto es así que la cantidad de dopamina en la amígdala cerebral -región del cerebro relacionada con emociones como la ira, el placer o el miedo- nos permitiría saber si una persona es tranquila o insegura o si se estresa con facilidad.


Es lo que ocurre con las personas con predilección por las “emociones fuertes”. Ciertas regiones de su cerebro tienen una mayor cantidad de dopamina, por lo que son más “inconscientes” en sus actos. Al contrario, bajos niveles de dopamina se han relacionado con fobia social.

Dopamina, adicciones y motivación

La dopamina es la culpable de nuestras adicciones, de las malas y de las menos malas. Entre las malas, las drogas aumentan la cantidad de dopamina en el sistema de recompensa del cerebro, lo que produce un estado de placer que refuerza que sigamos consumiéndolas. Algo parecido pasa con las menos malas, como el dulce o la comida basura.

Además, cada persona no responde de la misma manera ante estas adicciones. La razón es que no todos sentimos el mismo placer al comer una tarta, por ejemplo. Un estudio científico asegura que es debido al número de receptores a los cuales se une la dopamina.

De esta manera las personas con tendencia a la obesidad tendrían menos de estos receptores y por tanto necesitarían comer más para notar la misma satisfacción que produce el acto de comer. Son, por tanto, “más adictos” a la comida. Y esta es otra característica de la dopamina: su liberación nos puede convertir en adictos ya que nos impulsa a una búsqueda continua del placer.

La dopamina también tiene función motivacional. No solo nos recompensa cuando realizamos una actividad placentera, sino que también se libera mucho antes de realizar una acción. De esta manera, consigue motivarnos a buscar situaciones o actividades agradables, evitando las negativas.

Prueba de esto es que la baja producción de dopamina ocasiona anhedonia, uno de los síntomas más característicos de la depresión. Al contrario, altos niveles de dopamina en la corteza prefrontal hacen que las personas estén más motivadas a cumplir con objetivos más exigentes.

La cara oculta de la dopamina

Pero no todo son alegrías. La dopamina también está relacionada con muchas enfermedades psiquiátricas y neurológicas.

Cuando tenemos un exceso de dopamina pueden aparecer trastornos como la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

En caso de que la cantidad de dopamina disminuya, aparecen el trastorno depresivo mayor, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, la enfermedad de Huntington y la neurodegeneración asociada al VIH-1.

Aunque si hay una enfermedad que irremediablemente nos viene a la cabeza cuando hablamos de un déficit en dopamina es la enfermedad de Parkinson, cuyo Día Mundial se celebra el 11 de abril. En este caso, la causa de este trastorno es la muerte de las neuronas que producen dopamina en una región del cerebro que se llama sustancia negra. Esta dopamina está implicada en el control de la actividad motora, de ahí los síntomas que presentan los pacientes que la sufren.

A pesar de que en la actualidad no hay una cura contra el párkinson, algunos tratamientos permiten mejorar los síntomas y, por tanto, la calidad de vida de los pacientes.

En este sentido, el fármaco estrella desde hace décadas es la levodopa, precursor metabólico de la dopamina. Es decir, cuando se consume por vía oral, se absorbe rápidamente en el intestino y rápidamente llega al cerebro, donde se transforma en dopamina, mejorando el control del movimiento.

En resumen, la dopamina es la Mary Poppins de nuestro organismo, “prácticamente perfecta en todos los sentidos”. En cuanto a sus acciones, al igual que la niñera inglesa, puede ser severa pero también amable y educada.

Fuente: The Conversation.

Entradas populares

Quizás también te interese:

Lo que piensas de otra persona, es lo que se expande

Si tus pensamientos sobre la persona a la que quieres tiene que ver con lo que no funciona, con lo que no te gusta, con lo que deberían se...