jueves, 31 de octubre de 2019

Celebra tus fracasos por el aprendizaje recibido


No te califiques por los resultados, sino por el esfuerzo y por saber que lo has dado todo.
Confía en tus posibilidades y transforma ese problema en una oportunidad. En nuestro día a día, práctica una actitud integradora que facilite la convivencia y asume un enfoque más favorable sobre el comportamiento de las personas que te rodean. Todos tenemos magia para hacer de nuestros sueños realidad y de atraer lo que eres y piensas. Está en ti, cambiar lo que quieres cambiar.
Los momentos difíciles siempre pasan. La actitud lo es todo en la vida. Ser grande no es una cuestión de tamaño sino de actitud.
Acepta, asume y aprende de la situación.
Lo que es, es. A veces, la vida nos golpea y caemos al suelo. Hay que aprender a levantarse y enfrentarse a la adversidad para superarla. Esta situación adversa te desafía para sacar lo mejor de ti. Puede resultar difícil convivir con personas que aplican actitudes tóxicas. Respétate y no lo permitas. Nadie puede herirte sin tu consentimiento. Coge la bandera de la dignidad y quiérete más, respétate y hazte respetar. La clave está siempre en salvaguardar nuestra actitud. Hay personas a las que es mejor abrir tu puerta para que salga de tu vida. No dejes que nadie camine por tu mente con sus pies sucios. Si no te gusta algo, cámbialo; si no lo puedes cambiar, cambia la forma en que piensas sobre ello. Si tu cambias, todo cambia. Cambia tus pensamientos y cambias tu mundo.
Céntrate en lo que te hace sentir bien.
Conócete mejor, acéptate, valórate y quiérete más, porque esos son los pilares sobre los que se sostiene una buena vida.
Enfócate en una cosa cada vez y no trates de hacer miles de cosas al mismo tiempo.
Concéntrate en lo que te impulsa porque donde pones la atención, la vida te sigue.
La felicidad es la actitud con la que se viaja por la vida. Vayas a donde vayas, lleva siempre tu propia luz.


7 claves para conseguir empleo sin experiencia


Estar estudiando o haber terminado una formación y no contar con experiencia profesional no es un obstáculo para encontrar un empleo.
Te propongo conocer 7 claves para conseguir empleo sin tener experiencia previa.

1. Prepararte un CV que destaque tus habilidades y capacidades. Pregúntate ¿qué aportaría yo a este trabajo? ¿por qué me deben seleccionar?. Destaca aquellos proyectos, logros e iniciativas que hayas desarrollado. Sé creativo.

2. Has voluntariado. Las empresas cada vez valoran más las candidaturas de aquellas personas que han hecho voluntariado porque se desarrollan las habilidades blandas (soft skills). Es decir, aquellas que permiten el desarrollo de la personalidad a través de mejorar la comunicación, el trabajo en equipo, la flexibilidad, el liderazgo, etc. y que son clave para el buen funcionamiento de una entidad.

3. Demuestra tus mejores cualidades, esas que te ayudarán a encontrar un empleo: las ganas de aprender y de comprometerte, la pasión y el empuje son tu mejor opción.

4. Amplía tu búsqueda: abarca otras ofertas, aunque no concuerden con tu titulación y sector. Acepta otros trabajos que te vayan dando experiencia mientras sigues buscando tu trabajo ideal.

5. Ten claros los sitios imprescindibles para encontrar ofertas de trabajo como los portales de empleo de internet, las webs de empresas y regístrate en las bolsas de empleo del centro de formación profesional o la universidad donde estés o hayas estudiado. Aprovecha todas las oportunidades.

6. Networking: Ten presente tu red de contactos: Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, foros de empleo, amigos, conocidos, familiares… pueden ayudarte a encontrar empleo. Las redes sociales te pueden ayudar a encontrar empleo y la clave está en tus contactos.

7. Ten positividad. Recuerda que tu actitud es muy importante, cree en ti y confía en tus posibilidades para acabar logrando tus objetivos. Si crees que es posible, sucederá.

Demuestra al mundo tu capacidad. No desesperes porque todas las personas empezamos sin experiencia profesional.


Las habilidades sociales más valoradas por las empresas


Muchas empresas destacan las habilidades sociales porque te ayudan a relacionarte.
Vamos a conocer las habilidades sociales más valoradas por las empresas.

1. Comunicación asertiva, empatía y escucha activa. Las empresas buscan personas que sepan comunicarse de forma clara y convincente pero que además sepan escuchar, que sean capaces de ponerse en el lugar de las demás personas y entenderlas. Estas habilidades sociales influyen favorablemente en el ambiente del equipo de trabajo.
Ponte en los zapatos de las demás personas y muestra atención cuando te hablan.

2. Confianza y seguridad.  Las empresas buscan personas honestas, con ética profesional y confianza en sí mismas. La integridad es un valor al alza que además fomenta un buen ambiente de trabajo. De esta forma se fomenta el compromiso y se da paso a la creatividad como alternativa para avanzar.
En un ambiente de trabajo, la empatía te ayudará a colaborar mucho mejor con las demás personas.

3. Trabajo en equipo. Escucha, colabora y trabaja conjuntamente para conseguir los objetivos planteados. Fomenta tu capacidad de negociación y de influir en las demás personas, te ayudará a llegar a consensos. Además, aprende a gestionar tu tiempo para optimizar recursos.
Crea un buen ambiente de trabajo.

4. Gestiona tus emociones, te servirá para manejar mejor los conflictos y favorecerá un ambiente proactivo en la toma de decisiones. La verdadera revolución no es la transformación digital sino la salud emocional en las personas.
Evita personas y situaciones tóxicas.

5. Ten una actitud positiva. No sólo para el trabajo, sino para la vida en general. Hoy en día se requiere de personas que sean capaces de enfrentarse a las adversidades y ver aprendizajes en las equivocaciones. La vida es cambio y demanda personas con capacidad de adaptación y con iniciativa a la hora de resolver las diferentes situaciones que se presentan. Contagia tu actitud.
Enfócate en lo que te apasiona.

Sé lo que quieres ser porque todo cambio nace desde dentro.
Entrena tus habilidades sociales cada día para dar lo mejor de ti.



5 consejos para que las redes sociales te ayuden a encontrar trabajo a través del networking.



Las redes sociales te pueden ayudar a encontrar empleo y la clave está en tus contactos. Práctica networking.

1. Cuida la red de contactos porque mañana la puedes necesitar. Las conversaciones en las redes sociales, tomarse un café o acudir a un evento son formas de networking, de hacer contactos útiles para encontrar trabajo. Networking es utilizar la red de contactos con el objetivo de compartir recursos y obtener información.


2. Las redes sociales abren oportunidades de empleo. Las empresas valoran a aquellas personas de las que tengan referencias positivas o vengan recomendadas por alguien de confianza. El networking digital facilita oportunidades de empleo incluso en cualquier rincón del planeta.


3. Créate un perfil en las redes que muestre lo que puedes aportar a la empresa. Utiliza las redes sociales y portales de empleo. Tu currículum digital aumenta tu empleabilidad si tu huella digital es profesional y mantienes una actitud activa. Las redes sociales son una gran herramienta de búsqueda de empleo.


4. Eres lo que comunicas y compartes en las redes. Muchas empresas antes de contratar a alguien miran su perfil en las redes sociales, de modo que es importante cuidar lo que publicas en internet. Evita opiniones acerca de temas delicados y, mucho menos, exponer comentarios negativos sobre personas o empresas con las que has trabajado. Respeta y evita entrar en polémicas o provocaciones. Apaga tu ego y comparte los éxitos de las demás personas.


5. Abre tu mente a las redes sociales y al mundo digital. Refuerza tu Marca Personal y mejora tu reputación. Sé humilde porque siempre hay personas de las que aprender y a las que agradecer. Intenta que tu marca sea visible, que tenga notoriedad y valor para llamar la atención de tus contactos. Sé tú, ofrece lo mejor de ti. Las personas somos relevantes cuando ofrecemos valor a nuestro entorno. También atiende el networking persona a persona, que seguirá siendo importante.


Haz de ti, tú mejor producto. Aprovecha las oportunidades.



9 consejos para potenciar tu marca personal en la búsqueda del empleo



La marca personal es la huella que dejamos. La marca personal es el recuerdo que permanece en los/as demás. Sería lo que otros/as dicen de ti cuando tú no estás presente.

Si te nombro a Madre Teresa de Calcuta o Nelson Mandela y te pido una sola palabra para describir a estas personas. ¿Con qué palabra o valor las identificas? Esa palabra es la marca personal que ellas han dejado en ti.

A la hora de buscar un empleo, tu marca personal es tu mejor currículum vitae porque llama la atención de la empresa potenciando tu reputación profesional. Con la marca personal ponemos en valor nuestras competencias personales y profesionales que nos hace destacar.

La marca personal es una estrategia para demostrar tus competencias a las empresas y al personal de Recursos Humanos entre el resto de las candidaturas presentadas para ser el/la elegido/a por la empresa.

Si piensas que tu marca personal te puede ayudar en tu búsqueda de empleo, entonces empezamos bien, porque estamos de acuerdo.


1. Con tu marca personal eres lo que piensas, lo que sientes, lo que comunicas, lo que haces y tiene que tener coherencia. No puedes pensar una cosa y comunicar desde otra perspectiva emocional. Valores como la humanidad, autenticidad o credibilidad son muy valorados y aportan mayor posibilidad de ser contratado/a o recomendado/a.

2. Autoconocimiento. Es importante saber: ¿Qué te hace único? Para ello, utiliza el método DAFO


3. Objetivo. Al conocerte, podrás determinar los objetivos de tu marca. Y la audiencia a la que conviene dirigirse se definirá prácticamente sola. El objetivo de crear tu marca personal es generar credibilidad y visibilidad para conseguir una oportunidad de trabajo. Y con ello, dar a conocer el valor que puedes aportar. Céntrate en tu objetivo, en lo que te gusta, en lo que te apasiona.

4. Presenta una identidad claramente definida que ofrezca honestidad y transparencia. Ofrece contenido exclusivo. La imagen que proyectes como profesional puede ayudarte a encontrar empleo. Pregúntate: ¿Cuál es tu valor? ¿Qué es lo que puedes aportar? Ten una identidad bien definida para ganar la confianza de las demás personas y empresas. Cada uno/a de nosotros/as posee un ADN profesional. Especializa tu marca profesional y cuanto más sencilla sea su presentación, mejor se entenderá y será recordada. La perfección está en la simplicidad.

5. Utiliza una comunicación llena de asertividad y con intencionalidad positiva. Cuando comunicas tienes que transmitir autenticidad y cercanía. Para ello, visibiliza tu marca a través de tus perfiles en las redes sociales. Las redes sociales pueden abrir o cerrar puertas y oportunidades laborales.


6. Empatía y paciencia. Ten empatía y piensa en las demás personas, en sus necesidades y, en si puedes ayudar. Los “por dónde” de otros/as te ayudarán a definir tu “para dónde”. Ten paciencia, persevera y no cuentes quién eres, demuéstralo.

7. Redes sociales. Crea un blog o web personal, que se convierta en la carta de presentación para darte a conocer y mostrar tus habilidades, conocimiento y competencias digitales. La marca personal es tu carta de presentación. También, te invito a presentarte con un video currículum con un discurso breve “elevator pitch” para describir tu trayectoria y objetivos profesionales. Las redes sociales consideradas idóneas por las empresas para sus labores de reclutamiento son LinkedIn, Facebook y Twitter. Y de nada sirve tener una cuenta de LinkedIn, Facebook y Twitter si no hay seguidores. No basta con estar, hay que tener una estrategia y ser proactivo/a en las redes sociales.


8. Networking. El networking concentra una red profesional de contactos y nos hace visibles para las demás personas. Riega emocionalmente tu red de contactos a través del networking.


9. Encuentra el para qué. ¿Para qué, para quién y para dónde? Empieza por tener claro para qué cuidar nuestra marca personal y a quién nos dirigimos.

9 ayudas para aumentar tu motivación en la búsqueda del empleo



En estos tiempos tan duros e injustos en el empleo es difícil tener motivación. Pero todo puede cambiar. Todo es posible si confías en ti.

1. Relativiza las expectativas y marca objetivos alcanzables. Prioriza tu plan de búsqueda de empleo marcando pequeñas acciones una detrás de otra. Y elige objetivos que se ajusten a tus posibilidades reales.

2. ¿Te conoces? ¿En qué eres bueno/a? La motivación es aquello que te mueve.

3. Descubre tu propósito de vida y piensa en positivo. Visualiza tu objetivo en positivo marcando un empleo que tenga sentido vocacional. En la película Billy Elliot, un chico de once años ansía ser bailarín profesional. A pesar de las dificultades, decide caminar hacia su sueño.


4. Alinea todas tus decisiones con tu propósito de vida


5. Ante la negatividad, cambia tu perspectiva y tus pensamientos. Lo que piensas es lo que se proyecta en tu vida. No importa quien has sido hasta ahora, qué has hecho, lo que verdaderamente importa es quién puedes llegar a ser y en quién te puedes convertir. Al cambiar tu perspectiva tu pensamiento empieza a mejorar, tu actitud y se abren nuevas oportunidades. Nos convertimos en aquello en lo que pensamos. Eres lo que piensas.

6. Rodéate de personas que te hagan sentir bien. Evita entornos que fomenten la negatividad.

7. Utiliza un Plan de recompensa y prémiate cada vez que alcances una meta.

8. Sal a caminar, ten una alimentación saludable y un descanso profundo que cargue tu sistema inmunológico.


9. Vive el aquí y ahora. Evitemos anclarnos en el pasado o engancharnos a las expectativas del mañana.



6 consejos para facilitar tu búsqueda de empleo

Intenta mejorar tu estrategia, llamando la atención de las empresas por tu talento.
A ver qué te parecen los siguientes consejos.



1. Analiza tus fortalezas y detecta tu valor diferencial, para mostrarlo en la entrevista de trabajo y currículum vitae. Descubre lo que quieres en tu vida. Es fundamental invertir tiempo en conocernos en profundidad.


2. Elabora un CV atractivo que aporte valor. Diseña un currículum breve, mejor en una hoja, visual y creativo que muestre tu mejor versión rápidamente ya que la empresa tarda menos de 20 segundos en mirar tu CV. Muestra tu capacidad de ofrecer talento y también, logros con resultados alcanzados. Actualiza y personaliza tu CV adaptándolo a cada oferta de empleo. Y cuida tu fotografía porque la imagen habla por ti y las empresas están atentas.


3. Contacta con Redes sociales y portales de empleo. Gestiona con tu perfil en la red tu solicitud de empleo. Cuida tu comunicación en las redes y evita faltas de ortografía. Práctica el networking y utiliza tus contactos personales incluyendo amistades y familia para que puedan ayudarte en tu búsqueda. Hazte visible.


 4.Cuida tu marca ya que te mostrará tus fortalezas y en que te diferencias de las demás personas. Tu marca es la huella que dejas. Las empresas valoran cómo te relacionas, cómo te comunicas y qué relaciones estableces, así que ayúdala a que te elijan.


5. Construye tu Plan. Planifica tu estrategia en la búsqueda del empleo y marca tu visión. Registra el seguimiento diario de tu búsqueda de empleo.



6. Entrena tu Autoestima y Autoconfianza. Cultiva tu inteligencia emocional y procura ser paciente y mantener una actitud siempre positiva. El mejor CV es uno/a mismo/a. Asegúrate de buscar los aspectos positivos en ti, aprender a sanar tu autoestima y cultivar la autoconfianza. Centra toda tu energía en tu motivo. En la medida que desarrollamos nuestras fortalezas emocionales empezamos a afrontar la adversidad de una forma más responsable, optimista y eficiente.

7 auto competencias para ayudarte a mejorar tu búsqueda de empleo



Toda persona cuenta con los recursos necesarios para alcanzar los objetivos que desea. ¿Cuáles son en el caso de la búsqueda de empleo?

1. Autoconocimiento. Descubre quién eres realmente. Antes de empezar a buscar tu empleo dedica tiempo para reflexionar sobre tus fortalezas y áreas de mejoras. Detecta tu potencial y pregúntate en qué eres bueno/a y en qué has destacado siempre.


2. Autoestima. ¿Cómo te relacionas contigo mismo/a? En la búsqueda del empleo procura ser paciente y asegúrate de buscar los aspectos positivos en ti.

3. Autoconfianza. Envíate mensajes positivos para poder seguir avanzando, porque de lo contrario no lograrás lo que te propones. Empieza a confiar en ti porque sabes más de lo que tú crees que sabes.

4. Autorresponsabilidad. Cuando no reconocemos nuestras equivocaciones y echamos la culpa a otras personas, no aprendemos ni crecemos. Si no asumes la responsabilidad, no tienes control sobre tu propia vida, ya que se la has dado a las demás personas.

5. Autoaprendizaje. Hoy, en una sociedad de cambio y llena de incertidumbres, el aprendizaje a lo largo de la vida es sumamente estratégico para adquirir competencias que nos puedan ayudar. Aprovecha este momento para formarte en aquello que necesites mejorar, tanto en competencias profesionales como en idiomas y habilidades sociales. En la red puedes encontrar cursos interesantes y gratuitos.

6. Autocontrol. Controla tus impulsos y emociones evitando las consecuencias negativas sobre tu propia conducta. Te ayudará a no caer en situaciones tóxicas.

7. Automotivación. Establece metas alcanzables, temporalizadas y concretas para facilitar tu búsqueda. Para ello, elige objetivos que se ajusten a tus posibilidades reales. Toma las riendas en tu búsqueda de empleo porque los sueños son el combustible de nuestra vida. Nos generan la ilusión necesaria para luchar por aquello que queremos. Visualiza tus sueños para que el miedo no te paralice.

Todos y todas tenemos un gran potencial para crecer. Te invito a que hoy, empieces a ser esa persona que siempre quisiste ser.

7 consejos para triunfar en una entrevista de trabajo




Con estos consejos vas a descubrir 7 puntos clave para triunfar en una entrevista de trabajo.

1. Ten confianza en ti. Si no crees en ti, las otras personas tampoco lo harán. ¡Tú puedes!

2. Prepara tu entrevista. Averigua todos los detalles que puedas del puesto y de la empresa, así tendrás una mayor preparación para responder sus preguntas.

3. Sé puntual. Es conveniente que vayas con tiempo y llegar unos minutos antes, ya que pueden presentarse imprevistos y hay que preverlos.

4. Prepara las posibles preguntas. Responde con claridad, sé breve pero no uses únicamente monosílabos. Piensa cómo contestar las preguntas que se suelen realizar en una entrevista. Lo que dices es importante, pero las palabras que utilizas también.

5. Muestra una buena imagen. Usa una vestimenta adecuada al puesto, la primera impresión cuenta y puede ser determinante.

6. No mientas. Si das información falsa pierdes posibilidades, no hay mejor arma que la verdad. Las mentiras siempre acaban saliendo a la luz. Con la mentira no se llega muy lejos.

7. Aclara tus dudas. Antes de finalizar la entrevista, pregunta lo que necesites saber acerca del puesto y la empresa, demuestra tu interés.

7 ideas para tener un Currículum Vitae atractivo en la era digital



Con estas ideas te propongo diseñar un currículum atractivo en la era digital, visual y creativo, alternativo del currículo tradicional, que muestre tu mejor versión rápidamente ya que la empresa dedicará alrededor de 20 segundos al primer vistazo de tu currículum. Este es el tiempo que tienes para llamar la atención de tu posible empresa.

1. Yo digital. Con tu posicionamiento digital, el mejor currículum eres tú, tu identidad digital. Tu presencia en blog o redes sociales, si esta cuidada, te posicionará favorablemente. Muestra que además de tener una titulación tienes una dimensión humana, actitudes positivas y habilidades como trabajo en equipo, comunicación, creatividad, asertividad y empatía.


2. CV visual. Diseña un currículum online que pueda ser descargado en formato pdf. Cuida tu fotografía en el currículum.

3. Que destaquen tus logros. Diseña un currículum por competencias sin darle demasiada relevancia a las fechas y que muestre tus logros con resultados alcanzados. Si se trata de buscar tu primer empleo destaca las habilidades y competencias adquiridas durante tus años de formación, así como los logros académicos obtenidos.


4. Haz que el empleo se adapte a ti. Actualiza y personaliza tu Currículum Vitae adaptándolo a cada oferta de empleo y revisa que habilidades y logros son relevantes para el puesto.


5. Video CV. Y como no, atrévete a contar lo que sabes hacer con un vídeo editado por ti. Interesante en aquellos empleos que demandan habilidades de comunicación. Además, con él podrás diferenciarte de otras candidaturas.

6. CV breve. Lo mejor en una hoja.

7. Comunicación positiva. Utiliza una comunicación clara y sencilla con expresiones positivas y evita faltas de ortografía. Trasmite una imagen positiva que comunique coherencia y profesionalidad.

10 ideas para alcanzar tu meta



Te propongo descubrir estas ideas para ayudarte a cumplir tu meta.

1. Dirige tus pensamientos a la meta porque definen tu realidad. Si cambio mis pensamientos, mi vida cambia. Si creemos que no podemos, el cerebro ya nos predispone para eso.

2. Alimenta tu autoestima y autoconfianza. Para el cerebro es más poderoso trabajar con una imagen positiva.

3. Descubre tus fortalezas. Conócete y reduce tus debilidades. La perseverancia, pasión y constancia nos permiten acabar aquello que comenzamos a pesar de las dificultades.


4. Confianza. Aprende a creer en tu potencial para alcanzar tu meta. Si tú no crees en ti, nadie lo hará. Enfréntate a tu miedo al cambio porque para crecer hay que cambiar.

5. Establece un objetivo, que sea concreto, medible, alcanzable y realista. Sé paciente.

6. Planifica tu camino y ordena tu estrategia. Enfócate en los aciertos y reinterpreta las equivocaciones para aprender. Los fracasos son lecciones de aprendizaje.

7. Gestiona tu tiempo adecuadamente. Elabora un cronograma para organizarte. Temporaliza y marca una fecha para comprometerte.

8. Visualízate alcanzando tu meta. Focaliza tu atención.

9. Cuestiona siempre cada una de las decisiones que tomas. Párate y mira a ver si has perdido el objetivo. Si es necesario cambia de camino, incluso de meta para ser quién eres.

10. Paso a paso llegas al final. El más difícil de todos es el primero. Toda meta es la sucesión de pequeños pasos.

9 consejos para controlar la ira


La ira, la rabia, el enfado...son emociones que tienen el mismo origen: el miedo. Y en muchas situaciones de la vida, todos y todas somos vulnerables al miedo y al enfado.
Si no nos enfadáramos, seríamos incapaces de romper ciertas situaciones que nos dañan y también de enfrentarnos a circunstancias de abusos. El enfado y la ira se convierten en el germen de la justicia social.

1. Toma conciencia para analizar la situación con menos negatividad, afrontando los problemas con control.

2. Autocontrol para identificar cuáles son las causas y re-interpretar esa situación vivida. Los cambios que nos gustaría ver en el exterior sólo son posibles desde un cambio en nuestro interior.

3. Acepta y perdona es el primer paso para cambiar la situación.  El perdón nos libera y nos permite aprender que el pasado ya pasó. Aceptar lo sucedido y perdonar no supone una reconciliación con la persona que te ha ofendido, sino una liberación personal. Practicar el perdón nos ayuda a reducir el estrés, la ira y el dolor.

4. La vida no es ganar o perder. Vivimos la vida como una competición y nos debilita emocionalmente.

5. Evita situaciones y personas tóxicas Hay que pensar que han aparecido en tu vida para que tú aprendas. A veces quién crees que te ha ofendido te muestra aspectos en los que tú no te has respetado.

6. Desidentificación: piensa que han transcurrido unos años y al mirar atrás, ves el motivo del enfado más pequeño.

7. Practica actividad deportiva y descanso para alimentarte de endorfinas, la hormona de la felicidad.

8. Dedica un tiempo a la Relajación y meditación. Atención plena.



Preguntas y repuestas que debes conocer antes de una entrevista de trabajo

1. ¿Qué sabes de nuestra empresa?
Antes de la entrevista Intenta informarte a través de las redes sociales y contestar bien mostrando conocimiento e interés por el puesto.

2. ¿Qué es lo que más le irrita de sus compañeros de trabajo?
Cuidado. Puede ser una pregunta trampa. No contestes que cualquier cosa te puede irritar y piensa en usar puntos flojos de otras personas a tu favor: “Me irrita que mi compañero tenga la mesa desordenada y que no preste atención en las reuniones”.

3. ¿Cuál fue el mayor error que cometiste en tu anterior trabajo?
Has de entender que todos comentemos equivocaciones. Lo que el seleccionador quiere saber es cuál es tu opinión y con ello, qué capacidad tienes de asumir errores y de aprender de ellos.

4. ¿Por qué dejaste tu empleo anterior?
Sirve para conocer tu experiencia laboral anterior. Ten cuidado con hacer alguna crítica de una empresa o jefe. Evítalo.

5. ¿Por qué quieres cambiar de empresa?
Con esta pregunta se desea conocer tus motivaciones y tu nivel de compromiso con las empresas. Lo dicho, infórmate antes de la empresa para mostrar interés por aportar tu capacidad al puesto ofertado.

6. ¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?
Puede ser que la búsqueda de empleo se ha alargado en el tiempo o que has desempeñado actividades no reflejadas en el CV. Puedes explicarlas y con ello demostrar que eres una persona activa y que no has estado perdiendo el tiempo.

7. Si usted tuviese suficiente dinero para jubilarse ¿Dejaría de trabajar?
En esta pregunta deja claro que estás en la entrevista porque necesitas el trabajo y el dinero. Ya que si tienes dinero para jubilarte…seguramente no estaría en esta entrevista.



8. ¿Prefieres el trabajo individual o en equipo?
Muestra tu habilidad para trabajar en equipo con actitudes en la entrevista como escucha, atención y reconocimiento de otros. Da ejemplos que demuestren que tu actuación siempre fue para bien del equipo y no para ti mismo.

9. ¿Conoces a alguien de esta empresa?
Ten en cuenta que te preguntan sobre conocidos y no sobre parientes. Ten cuidado si mencionas a un amigo, asegúrate que este bien considerado.

10. ¿Qué crees que puedes aportar a esta organización?
Habla sobre tus fortalezas personales, vincula los aspectos más destacados de tu personalidad con las necesidades del puesto que la compañía busca ocupar.

11. ¿Qué ha hecho para mejorar su conocimiento en el último año?
Trata de incluir actividades que se relacionan con el trabajo de la entrevista y que impliquen una mejora de tu conocimiento profesional y personal.

12. ¿Cuáles son tus principales puntos débiles?
Prepara anticipadamente esta repuesta. Para ello, analiza en qué competencias te encuentras menos confiado y piensa como puedes reforzar estos puntos débiles antes de la entrevista, de modo que puedas dar una respuesta con seguridad y sin improvisaciones.

13. ¿Tiene alguna pregunta?
Siempre debes tener preparadas algunas preguntas dado que ponen de manifiesto tu interés hacia el puesto. Las preguntas deben ser positivas y de interés por la empresa.

Entradas populares

Quizás también te interese:

¿Cómo controlar la ira? La leyenda de los dos lobos

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...