jueves, 31 de octubre de 2019

9 consejos para potenciar tu marca personal en la búsqueda del empleo



La marca personal es la huella que dejamos. La marca personal es el recuerdo que permanece en los/as demás. Sería lo que otros/as dicen de ti cuando tú no estás presente.

Si te nombro a Madre Teresa de Calcuta o Nelson Mandela y te pido una sola palabra para describir a estas personas. ¿Con qué palabra o valor las identificas? Esa palabra es la marca personal que ellas han dejado en ti.

A la hora de buscar un empleo, tu marca personal es tu mejor currículum vitae porque llama la atención de la empresa potenciando tu reputación profesional. Con la marca personal ponemos en valor nuestras competencias personales y profesionales que nos hace destacar.

La marca personal es una estrategia para demostrar tus competencias a las empresas y al personal de Recursos Humanos entre el resto de las candidaturas presentadas para ser el/la elegido/a por la empresa.

Si piensas que tu marca personal te puede ayudar en tu búsqueda de empleo, entonces empezamos bien, porque estamos de acuerdo.


1. Con tu marca personal eres lo que piensas, lo que sientes, lo que comunicas, lo que haces y tiene que tener coherencia. No puedes pensar una cosa y comunicar desde otra perspectiva emocional. Valores como la humanidad, autenticidad o credibilidad son muy valorados y aportan mayor posibilidad de ser contratado/a o recomendado/a.

2. Autoconocimiento. Es importante saber: ¿Qué te hace único? Para ello, utiliza el método DAFO



+info: ¿Te conoces?

3. Objetivo. Al conocerte, podrás determinar los objetivos de tu marca. Y la audiencia a la que conviene dirigirse se definirá prácticamente sola. El objetivo de crear tu marca personal es generar credibilidad y visibilidad para conseguir una oportunidad de trabajo. Y con ello, dar a conocer el valor que puedes aportar. Céntrate en tu objetivo, en lo que te gusta, en lo que te apasiona.

+info: 10 ideas para alcanzar tu meta.

4. Presenta una identidad claramente definida que ofrezca honestidad y transparencia. Ofrece contenido exclusivo. La imagen que proyectes como profesional puede ayudarte a encontrar empleo. Pregúntate: ¿Cuál es tu valor? ¿Qué es lo que puedes aportar? Ten una identidad bien definida para ganar la confianza de las demás personas y empresas. Cada uno/a de nosotros/as posee un ADN profesional. Especializa tu marca profesional y cuanto más sencilla sea su presentación, mejor se entenderá y será recordada. La perfección está en la simplicidad.

5. Utiliza una comunicación llena de asertividad y con intencionalidad positiva. Cuando comunicas tienes que transmitir autenticidad y cercanía. Para ello, visibiliza tu marca a través de tus perfiles en las redes sociales. Las redes sociales pueden abrir o cerrar puertas y oportunidades laborales.


6. Empatía y paciencia. Ten empatía y piensa en las demás personas, en sus necesidades y, en si puedes ayudar. Los “por dónde” de otros/as te ayudarán a definir tu “para dónde”. Ten paciencia, persevera y no cuentes quién eres, demuéstralo.

7. Redes sociales. Crea un blog o web personal, que se convierta en la carta de presentación para darte a conocer y mostrar tus habilidades, conocimiento y competencias digitales. La marca personal es tu carta de presentación. También, te invito a presentarte con un video currículum con un discurso breve “elevator pitch” para describir tu trayectoria y objetivos profesionales. Las redes sociales consideradas idóneas por las empresas para sus labores de reclutamiento son LinkedIn, Facebook y Twitter. Y de nada sirve tener una cuenta de LinkedIn, Facebook y Twitter si no hay seguidores. No basta con estar, hay que tener una estrategia y ser proactivo/a en las redes sociales.

8. Networking. El networking concentra una red profesional de contactos y nos hace visibles para las demás personas. Riega emocionalmente tu red de contactos a través del networking.


9. Encuentra el para qué. ¿Para qué, para quién y para dónde? Empieza por tener claro para qué cuidar nuestra marca personal y a quién nos dirigimos.

Actividad de Autoconocimiento: ¿Te conoces? En clase y en grupo de 4 personas vamos a realizar una actividad: Cada uno de nosotros con un folio o cuaderno, lo dividimos en cuatro partes para incluir las observaciones o comentarios que corresponde a cada uno de nosotros. 



En el primer apartado, añadiré 5 características que considero que me definen. Así, lo haremos cada uno de nosotros en su folio o cuaderno (auto-conocimiento). A continuación, anotamos las definiciones que damos al resto de miembros (como valiente, introvertido/a, individualista, extrovertido/a, entusiasta, asertivo/a, empático/a, perfeccionista, leal, colaborador/a, investigador/a, creador/a, pacificador/a, tranquilo, atento/a, fiel, generoso/a, prudente, sensato/a, inteligente, humilde, cruel, exigente, arrogante, obediente, idiota, inocente, serio/a, infeliz, etc,..). 




Una vez anotadas las descripciones de los 3 miembros restantes, se le pide que comparta en grupo las opiniones de cada uno de los miembros del grupo. 

Al final tenemos cuatro partes rellenas de opiniones o características: una, la primera, que se auto-define y las tres siguientes, definen a cada uno de los otros 3 miembros del grupo. 

Para terminar, en grupo compartimos y comparamos las descripciones de los 3 miembros con las propias. Y vemos si las descripciones de uno mismo coinciden con las descripciones recibidas de los demás sobre mí.


¿Conoces las ofertas de empleo en "FP+Empleo"? Síguenos... 


Entradas populares

Quizás también te interese:

Lo que piensas de otra persona, es lo que se expande

Si tus pensamientos sobre la persona a la que quieres tiene que ver con lo que no funciona, con lo que no te gusta, con lo que deberían se...