Taller Eneagrama

Taller gratuito del Eneagrama de la Personalidad.

Herramienta para conocerte y entender a las demás personas.


Contenido del taller:

0. Cuestionario de la Personalidad (Test Eneagrama).

1. Persona Perfeccionista.

2. Persona Conectada.

3. Persona Competidora.

4. Persona Creativa.

5. Persona Investigadora.

6. Persona Leal.

7. Persona Entusiasta.

8. Persona Desafiante.

9. Persona Mediadora.

10. Actividad. Prueba de Auto-Evaluación.

11. Actividad. Elaboración del visual thinking.


0. Cuestionario de la Personalidad. 

Es una de las herramientas que contribuyen a facilitar y profundizar en el autoconocimiento y también, te ayuda a entender a las demás personas.

El autoconocimiento es fundamental para aprender a quererte y a valorarte. Y es que, uno de los principales pasos de una buena autoestima es la de aprender tus fallos y virtudes, aceptarlas y sacar todo el partido de cada una de ellas. El crecimiento interior empieza por conocerte un poco más e identificar aquellas tendencias que nos impiden mejorar como persona.

El trabajo con el eneagrama comienza cuando identificas tu eneatipo y empiezas a comprender sus características dominantes.

Te recomiendo que realices el cuestionario test para detectar tu eneatipo dominante y la relación que tienes con el resto de personalidades. Mejor hacerlo ahora que antes de empezar a leer las características de cada eneatipo. Es muy importante contestar el cuestionario con sinceridad. Aquí, tienes el enlace de este cuestionario

Aunque reconocerás en ti comportamientos de los nueve eneatipos, tus características más determinantes están arraigadas en uno de ellos. Es decir, tienes un eneatipo dominante, pero también un poco del resto de las personalidades.

A continuación, señalamos brevemente algunas características de las nueve personalidades como aspectos destacables de ellas. 

1. Eneatipo uno: Persona reformadora o perfeccionista. Las personas del tipo 1 tienden a ser muy rectas, severas y de sólidos principios, exigentes tanto consigo mismas como con las demás personas. Quiere ser una persona perfecta y su trauma es que se siente imperfecta. Se esfuerzan siempre por mejorar las cosas, pero temen cometer errores; dado que nunca alcanza la perfección deseada, tiende a enfadarse y frustrarse con facilidad. Se caracteriza por un ego muy centrado en la disciplina, que busca señalar siempre los errores de todo lo que ve y es incapaz de dejar un detalle sin arreglar. Quiere estar en lo cierto y piensa que nada está suficientemente bien. No suelen estar relajadas debido a su entrega y esfuerzo por mejorar y anteponen el deber al placer. 

Sufren cuando no se les quiere porque sienten que han hecho méritos para que se les quiera. Y, detestan la maldad, corrupción y las equivocaciones de las demás personas. Tienen la capacidad de encontrar siempre las equivocaciones. 

Son personas ordenadas, organizadas y meticulosas que tratan de mantener valores elevados, pero pueden resultar críticas y perfeccionistas. Además, moralmente son intachables y tienen una concepción muy marcada de lo que está bien y lo que está mal. Normalmente tienen problemas de rabia e impaciencia reprimidas y muestra una ira que se expresa en forma de irritación y reproche. 

En su mejor aspecto, la y el uno sano es sabio, realista y noble, a la vez que moralmente heroico. Es fiable y responsable y se toma el trabajo con mucha seriedad, cumpliendo los compromisos. Su transformación pasa por encontrarse con la serenidad y aceptar las cosas como son. Es mejor aceptar lo que es y caminar en paz dejando que fluya la vida. Para ello, debe cultivar la confianza de que las cosas pueden salir bien sin tanto control y esfuerzo.

Ejemplos de personas tipo 1: Gandhi, Juana de Arco, Platón, George Harrison, Al Gore, Hillary Clinton, Celine Dion, Emma Thompson, Juan Pablo II y Margaret Thatcher.

 

2. Eneatipo dos: Persona ayudadora o conectada. Es la persona preocupada, orientada a las demás. La persona dos es comprensiva, sincera y bondadosa; son amistosas y generosas, pero también pueden ser sentimentales, aduladoras y obsequiosas. Desean intimar con las demás personas y suelen hacer cosas por ellas para sentirse necesitadas. El pensar tanto en las demás les alegra el corazón y las hace sentir valiosas. Les satisface trabajar en equipo y no les gusta sentirse más que las demás. Al dos le gusta ayudar a las demás y sentirse imprescindible, priorizando siempre las necesidades de las demás, pues necesita sentirse necesitado. Es la persona que necesita amor. Necesita que los necesiten las demás personas. Su sentimiento de engrandecimiento se satisface a través del amor de las demás personas.

Por lo general, tienen problemas para cuidar de sí mismas y reconocer sus propias necesidades. Son personas que tienen una buena imagen de si misma, suelen considerarse más capacitada que las demás y por esa razón, no se atiende ya que niegan sus necesidades mientras intenta ayudar a las demás. Se enfoca en las necesidades de las demás personas porque las percibe emocionalmente. Pueden ser personas que terminan descentrándose cuando sienten que nunca van a recibir el amor que se merecen por todos sus esfuerzos. Tienden a satisfacer las necesidades de las demás personas y se olvida de cuidarse. Puede prometer más de lo que dan.

En su mejor aspecto, la persona dos sana es generosa, altruista y siente un amor incondicional por sí misma y por las demás. Valora el afecto en las relaciones y se apasiona en lo que hace sin esperar nada a cambio. Puede ser una persona que realice un buen desempeño a la hora de coordinar el equipo. Su transformación pasa por la humildad, soltando la grandiosidad y aprendiendo a ser una persona más, confiando en que las cosas transcurren de manera natural sin tener que manipular la realidad.

Algunos ejemplos los tenemos en La Madre Teresa de Calcuta, Barbara Bush, Luciano Pavarotti y David Bustamante.

 

3 Eneatipo tres: Persona triunfadora o competidora. Es la persona orientada al éxito pero que necesita la validación de las otras personas para sentirse digna y por esa razón, realizan un gran esfuerzo en dar una imagen que logre esa valoración. Quieren que se les admire por sus éxitos profesionales. Piensa que no se le quiere por lo que es sino por lo que hace. "Yo soy lo que hago" es una frase que describe muy bien al eneatipo tres, que corresponde a personas seguras de sí mismas, atractivas y encantadoras. Ambiciosas, competentes y enérgicas, también pueden ser muy conscientes de su posición y estar muy motivadas por el progreso personal. Suelen preocuparse por su imagen y por lo que las demás personas piensan de ellas. Normalmente tienen problemas de adicción al trabajo y de competitividad. Persona camaleónica y adaptable a los posibles escenarios que se encuentra.

Su vanidad le hace destacar ante las demás personas, dando mayor importante a las apariencias que a su propia experiencia vital. En gran parte, su valía depende de sus triunfos profesionales y del estatus social alcanzado. Le motiva las adversidades y no se detiene ante las dificultades. Además, tiende a obsesionarse con la imagen, el éxito y el reconocimiento. 

En su mejor aspecto, el tres sano se acepta a sí mismo, es auténtico, es todo lo que aparenta ser, un modelo que inspira a otras personas, transformando su vanidad en autenticidad y valorándose por lo que es en vez de por lo que hace, tiene o consigue. Acepta que no es necesario esforzarse tanto para ser eficaz porque las cosas serán como tienen que ser.

Algunos ejemplos los tenemos en Bill Clinton, Elvis Presley, John Travolta, Christopher Reeve, Paúl McCartney, Tom Cruise, Madonna, Michael Jordan y Whitney Houston.

 

4. Eneatipo cuatro: Persona individualista o creativa. Es la persona que necesita atención, romántica e introspectiva, que suele tener una mala imagen de sí misma, sensible, reservada y callada. Por muchos logros alcanzados siempre tiene un sentimiento de carencia. Se sienten personas diferentes y únicas y son sinceras y emocionales, pero también pueden ser caprichosas y tímidas. Se ocultan de las demás porque se sienten vulnerables o defectuosas, pero también pueden sentirse desdeñosas y ajenas a las formas normales de vivir. Anhelan ser entendidas y apreciadas por su auténtico yo.  Esto hace que en ocasiones se sientan incomprendidas.

Tienen sentimientos de inferioridad y al compararse con la gente, suele considerar que le falta “algo” para poder ser feliz, sumiéndose en la envidia, la tristeza y la melancolía. Siente carencias y surge la envidia por el deseo de tener algo que no está a su alcance. Normalmente tienen problemas de autocomplacencia y autocompasión. Además, suelen culpabilizarse por aquello que no logran.

Saben atraer a las demás personas por su singularidad, sensibilidad y orientación a la belleza, dándole un toque artístico y original. Conectan profundamente con las emociones y tienen una gran necesidad inconsciente de sentirse únicos y especiales.

En su mejor aspecto, las y los eneatipos cuatro sanos son personas inspiradas y muy creativas, capaces de renovarse y transformar sus experiencias. Se conforman con lo que tiene en lugar de mirar y añorar lo que falta. Se desarrollan mejor en el campo artístico, de la publicidad y del diseño.

Algunos ejemplos los tenemos en Jackie Onassis, Bob Dylan, Johnny Depp y James Dean.


5. Eneatipo cinco: Persona investigadora o estudiosa. Es el tipo cerebral, son muy innovadores, reservados y aislados y defienden mucho su espacio. Absorben y analizan muy rápido la información. Son capaces de concentrarse y enfocar la atención en desarrollar ideas y habilidades complejas. Suelen ser personas expertas en aquellas áreas de su interés. Independientes e innovadores, es posible que se obsesionen con sus pensamientos. Teme expresar sentimientos, pues todo lo que tenga que ver con los sentimientos, así como con el contacto físico, le incomoda. Se desligan de las cosas, pero son muy nerviosos y vehementes. 

Su mayor miedo es ser incapaz de relacionarse emocionalmente con las demás personas. Son personas que tienen poca conexión emocional con las demás y suelen ser poco expresivos. Por lo general, tienen problemas de aislamiento y excentricidad. Son personas que investigan su alrededor, miran a las demás, conocen lo que les rodea y fomentan su sabiduría. Prefieren ser personas discretas que pasan desapercibidas y necesitan un espacio para recargar sus baterías.

En su mejor aspecto, el cinco sano es visionario, suele estar en la vanguardia y es capaz de ver el mundo de un modo totalmente nuevo. Tiene una gran capacidad para el trabajo intelectual.

Ejemplos: Vincent Van Gogh, Tim Burton, Bill Gates, Bobby Fisher y Charles Darwin.

 

6. Eneatipo seis: Persona leal o fiel. Es el eneatipo comprometido, orientado a la seguridad. Su valor principal es la sinceridad y la fidelidad. Las personas tipo seis son dignas de confianza, trabajadoras y responsables, pero también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas; trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. Es la persona que teme tomar decisiones. Y su herida es que no confía en sí misma. Suelen ser muy miedosos y se imaginan siempre lo peor que podría pasar. Tienden a ser extremadamente ansiosos y desconfiados, teniendo miedo a lo desconocido, a todo lo que les pueda hacer algún tipo de daño emocional. Pueden ser personas cautelosas e indecisas, aunque también reactivas, desafiantes y rebeldes. Normalmente tienen problemas de inseguridad y desconfianza porque se sienten amenazados. Necesita tener la seguridad de que esa preocupación "mental" no puede suceder.

En principio no confía fácilmente hasta que las demás personas han demostrado que se pueden confiar en ellas. Y a continuación, el eneatipo 6 responde con su lealtad en las relaciones. La lealtad y la desconfianza forman parte de su personalidad.

En su mejor aspecto, las y los seis sanos son estables interiormente, transforman su cobardía en coraje, cultivando la confianza y seguridad en sí mismos. El coraje es la fuerza para enfrentarse y atreverse a ser tal como es. Son independientes y apoyan con valentía a las personas débiles e incapaces. Es leal, afable y cercano. Al ser una persona que duda y cuestiona, permite al grupo prever las dificultades y adelantarse a los problemas.

Algunos ejemplos son Rober Kennedy, Michelle Pfeiffer, Mel Gibson, Richard Nixon, Malcom X, Bruce Springsteen, Princesa Diana, Tom Hanks, Meg Ryan y Julia Roberts.

 

7. Eneatipo siete: Persona entusiasta o sociable. Es una persona productiva, talentosa, creativa, ajetreada y de mente abierta. Las personas siete son versátiles, optimistas y espontáneas; juguetonas, animosas y prácticas, pero también podrían abarcar demasiado, ser desorganizadas e indisciplinadas. Activas, vivaces, distraídas y llena de energía y ansias de libertad. Tienden a procurar que sus vidas sea una aventura emocionante y hacen un montón de planes. Constantemente buscan experiencias nuevas y estimulantes, pero la actividad continuada los aturde y agota. Suelen vivir bajo una máscara de alegría para evitar conectar con el dolor y la realidad, cuando ésta es poco agradable. Teme sufrir ya que su problema es que no soporta contactar con el vacío y el dolor en su mente. Por eso, tiende a desarrollar una personalidad divertida, alegre y positiva, utilizando el sentido del humor como mecanismo de defensa. Su búsqueda de placer es compulsiva, no solo por su gula de nuevas experiencias sino también se da como mecanismo de huida a sus problemas cotidianos.  Se sienten poco satisfechos y buscan otras experiencias más gratificantes.

En su mejor aspecto, las y los siete sanos centran sus dotes en objetivos dignos, son alegres, muy capacitados y agradecidos. Tienen una mente despierta y ágil a la hora de explorar nuevos proyectos. En el grupo se distinguen por su alegría y por contagiar su optimismo. Pueden alcanzar el éxito cuando logran enfocar su talento. La transformación pasa por transitar de la gula hacia la sobriedad, cultivando la sencillez, concretando la acción, buscando el placer en lo cotidiano y tomando conciencia del aquí y ahora, donde los pensamientos no tienen presencia.

Ejemplos de este tipo lo encontramos en Robin Williams, Steven Spielberg, W.A. Mozart, Jim Carrey, Sarah Ferguson, Benjamín Franklin, Robin Williams, Jack Nicholson y John F. Kennedy.

 

8. Eneatipo ocho: Persona desafiadora o líder. Es el eneatipo poderoso y dominante. Se caracterizan por un fuerte control sobre su entorno, imponiendo sus propias reglas. Y oculta a toda costa su mayor miedo, que las demás personas le hagan daño. Por eso, protegiéndose tras una coraza, vive a la defensiva, y en algunos casos, reaccionan agresivamente cuando se siente amenazado. Las personas tipo ocho son seguras de sí mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, también resultan orgullosas y dominantes; piensan que deben estar al mando de su entorno y suelen volverse retadoras e intimidadoras. El eneatipo 8 tiene un lado sentimental que no suelen mostrar por el miedo a su vulnerabilidad. Se entrega 100% y le gustan las experiencias fuertes, le encanta el riesgo, incluso el no planificado. Su búsqueda de intensidad (la lujuria) no sólo se refiere al sexo sino que a todo tipo de estímulos.

En su aspecto menos sano, son personas combativas, agresivas y orientadas al poder. Normalmente tienen problemas para intimar con las demás personas. Puede mostrar su ira y rabia cuando se le provoca si está descentrado. Además, pueden ser personas provocadoras ya que reconocen el punto débil de la otra persona.

En su mejor aspecto, las y los ocho sanos se controlan, usan su fuerza para mejorar la vida de otras personas, volviéndose heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandiosos. Suelen ser generosas con aquellas personas que está bajo su cuidado, en el equipo o en la familia. Es una persona que lucha sin miedo para defender a quienes son débiles. Su proceso de transformación al bienestar pasa por transitar de la lujuria a la inocencia, recuperando la niñez interior y con ello, soltando la dureza de venganza y perdonando el pasado.

Ejemplos: Donald Trump, Mijail Gorbachov, Frank Sinatra, Franklin D. Roosevelt, Susan Sarandon, Martín Luther King Jr., Sean Connery y Paul Newman.

 

9. Eneatipo nueve: Persona pacificadora o mediadora. Son personas tranquilas, mediadoras y con tendencia a evitar el conflicto. Necesitan que en su entorno reine la paz y la armonía ya que su trauma es que no sabe lidiar con el enfado de quienes le rodean. Las y los eneatipos nueve son conformistas, confiados y estables. Son afables, bondadosos, se acomodan con facilidad y ofrecen su apoyo, pero también pueden estar demasiado dispuestos a transigir con las demás personas para mantener la paz. Es conocida por su carácter conciliador. Desean que todo vaya sobre ruedas, sin conflictos, pero tienden a ser complacientes, incluso a infravalorarse para evitar tomar partido y no molestar a nadie y, por esta razón, suele minimizar cualquier cosa inquietante. Por ello, tienden a tener un enfoque optimista de la vida.

Normalmente tienen problemas de pasividad y tozudez. Y toman su tiempo a la hora de terminar una tarea o tomar una decisión en el grupo. Cuando se sienten menos sanas, la pereza está presente y son incapaces de motivarse para pasar a la acción. El eneatipo 9 se encuentra en la triada visceral, junto con el 8 y el 1 y puede mostrar su ira inconsciente con estallidos de ataques ocasionales de temperamento, como una actitud pasivo-agresiva. Su tristeza puede salir cuando en el grupo no se le tiene en cuenta o se le ignora, debido a que este eneatipo es muy social.

En su mejor aspecto, las y los nueve sanos son capaces de unir a las personas y solucionar conflictos. Reaccionan de manera inmediata para ayudar a las demás personas en el logro de sus objetivos. Es servicial y tiene la habilidad para mediar en el equipo o entre sus amistades para acercar distintas posturas. Su transformación al bienestar transita de la pereza a la acción.

Ejemplos: Winston Churchill, Nelson Mandela, Ronald Reagan, Gerald Ford, Kevin Costner, Sophia Loren, Abraham Lincoln, Walt Disney, Ringo Starr y Reina Isabel II del Reino Unido.


Hoy, hemos querido compartir esta sencilla introducción del eneagrama que describe brevemente las 9 personalidades. Nos hemos centrado, en mayor medida en las virtudes de cada eneatipo, pero el verdadero crecimiento personal viene al profundizar en las sombras y en las heridas para sanarlas. Es de esta manera como conectarás con la esencia de lo que realmente eres. 

Ahora, puedes ver una presentación de las 9 personalidades, a través del Genial.ly, diseñada por la profesora de FOL, Yurena López (@FolProfede). Hacer click aquí

10. Actividad. Prueba de autoevaluación.

A continuación, adjunto una prueba de autoevaluación para comprobar el nivel que has adquirido de aprendizaje de las personalidades según el Eneagrama. Son 20 preguntas tipo test centradas en las 9 personalidades.

Aprovecho para invitarte a explorar el fantástico mundo de las personalidades a través del eneagrama de las pasiones, la influencia de las alas, el descentramiento y centramiento, los 27 subtipos, la virtud, el ego y la esencia. Intenta aplicarlo en primera persona para que se convierta en un camino de crecimiento personal, integrando lo aprendido para conocerte mejor y, además entender a las personas que te rodean desde una perspectiva de mayor bienestar.

11. Actividad. Elaboración del Visual Thinking.

Como actividad final, te propongo que realices un visual thinking de las 9 personalidades.  

¿Quieres saber cuál es tu personalidad dominante? Te dejo el siguiente enlace para que puedas hacer el test de personalidad a través del Eneagrama. ¡Anímate! 

Hacer click aquí: http://www.fpempleo.net/test/test-eneagrama/

Entradas populares

Quizás también te interese:

Lo que piensas de otra persona, es lo que se expande

Si tus pensamientos sobre la persona a la que quieres tiene que ver con lo que no funciona, con lo que no te gusta, con lo que deberían se...