martes, 22 de febrero de 2022

Qué mentalidad hace más exitosas y menos estresadas a las personas

Los psicólogos que participaron del estudio dijeron que la “mentalidad de futuro” ayuda a mantenerse resistente frente a la incertidumbre. De qué se trata. Cómo podemos lograr un equilibrio de pensamiento para planificar un camino.

Los seres humanos pasamos la vida imaginando diferentes escenarios y posibles resultados. Soñar despiertos con historias esperanzadoras, es habitual, lo mismo que planificar el futuro o reflexionar sobre posibles desastres ya sea que puedan ser posibles o no.

El optimismo sin matices y el pensamiento cínico son extremos poco confiables para planificar un camino a seguir en un mundo impredecible e inestable, especialmente desde el inicio de la pandemia por COVID-19. Entonces, cómo podemos lograr un equilibrio de pensamiento para planificar un camino.

Un estudio recientemente publicado por la división de investigación de la empresa de entrenamiento y acondicionamiento mental BetterUp, BetterUp Labs , comparte información sobre cómo el pensamiento con visión de futuro puede ayudar a las personas a prosperar y mantenerse resilientes frente a la incertidumbre.

El futuro del pensamiento

Los psicólogos se refieren a esta mentalidad de futuro como “prospección “, la capacidad humana innata de pensar en el futuro y visualizar lo que es posible.

En septiembre de 2021, BetterUp Labs lanzó una encuesta de mercado de más de 1.500 trabajadores estadounidenses y descubrió que las personas que aprovechan la mentalidad de futuro pueden mejorar sus vidas personales y profesionales, incluso a pesar de la incertidumbre y la imprevisibilidad.


La investigación encontró que las personas que equilibran la acción optimista con el pragmatismo reflexivo y que imaginan contratiempos potenciales son más exitosas, optimistas y menos estresadas que sus pares que no practican el pensamiento con visión de futuro.

Los psicólogos se refieren a esta mentalidad de futuro como “prospección “, la capacidad humana innata de pensar en el futuro y visualizar lo que es posible

¿Qué significa para el futuro del liderazgo? Dominar el liderazgo con visión de futuro no se trata de predecir o anticipar un futuro, sino de visualizar muchos estados futuros diferentes y caminos posibles. En lugar de pensar en el futuro como un objetivo único en una línea de tiempo lineal, se está imaginando una variedad de futuros. Es decir, se plantean “si ocurriera determinada cosa” , “entones qué acción seguiría”.

Esta pequeña pero vital diferencia en la planificación ayuda a los líderes con visión de futuro a tomar decisiones más razonables y flexibles que toman en cuenta las consecuencias futuras, tanto buenas como malas.

El estudio detectó que quienes piensan con visión de futuro están menos ansiosos y deprimidos. Los que tienen un alto liderazgo con visión de futuro informan un 34% menos de ansiedad y un 35% menos de depresión que sus pares, y son más optimistas sobre el futuro, más productivos y tienen una mayor satisfacción con la vida.

La investigación de la Universidad de Concordia, en Montreal, Canadá, sugiere que la incapacidad para planificar nos hace sentir impotentes, lo que provoca estrés y confusión emocional. Para hacer planes en medio de una gran incertidumbre, podemos imaginar futuros alternativos y mantener un espacio mental, emocional y estratégico para cada uno. Esto puede ayudarnos a recuperar un sentido de agencia que quita el viento de las velas de la cavilación ansiosa. Los datos muestran que los líderes con visión de futuro están menos ansiosos, y esto probablemente se debe a que los cambios inevitables en los planes los toman menos con la guardia baja.

En lugar de pensar en el futuro como un objetivo único en una línea de tiempo lineal, se está imaginando una variedad de futuros

Los líderes con visión de futuro tienen equipos con un desempeño más sólido. Los líderes con visión de futuro tienen que planificar más y dar cuenta de más contingencias. Pero la recompensa puede ser significativa. Aunque los líderes con visión de futuro dedican un 147% más de tiempo a la planificación de sus vidas y un 159% más de tiempo a la planificación de su trabajo que aquellos con pocas habilidades de liderazgo con visión de futuro, los equipos con un líder con visión de futuro tienen un rendimiento un 18% superior, un 18% más alto en innovación y un 25% más alto en agilidad. Estos equipos también son un 15% más resistentes y un 19% más comprometidos.

Colaborar con otros, mejora las habilidades de liderazgo con visión de futuro. La mayoría de las personas (82%) tienen un margen significativo de mejora en al menos un área de liderazgo con visión de futuro, ya sea imaginando varios resultados, estableciendo objetivos sensatos o siendo flexible durante la ejecución. Una forma de mejorar su liderazgo con visión de futuro es colaborar con otros en lugar de trabajar solo o tener un enfoque limitado. Navegar por las interdependencias con otros puede ayudarnos a desarrollar ese músculo de visualizar las consecuencias de las decisiones y planificar lo que está dentro o fuera de nuestro control mientras nos expone a las perspectivas de los demás sobre el futuro.

En última instancia, el pensamiento con visión de futuro nos permite generar una imagen holística de las formas en que las cosas podrían salir bien o mal. Al adoptar ese enfoque futuro imaginativo, equilibrando el optimismo esperanzado con el pragmatismo de la planificación de contingencia, podemos seguir adelante con mayor facilidad y eficacia.

Fuente Infobae


sábado, 12 de febrero de 2022

El descanso virtual programado, aliado para subir la productividad

Hay herramientas tecnológicas capaces de gestionar proyectos y horarios, que ayudan a evitar la fatiga digital que puede provocar el teletrabajo. 

Van casi dos años de pandemia y el teletrabajo ya es habitual para muchos empleados, bien de forma permanente, bien de manera puntual en función de los picos de contagios —como sucede ahora en la sexta ola por ómicron—. Con permiso de todas sus ventajas (conciliación, flexibilidad de horarios, menores costes...), lo cierto es que el trabajo a distancia ha aumentado la actividad virtual, algo que si no se gestiona correctamente puede afectar a la productividad. Para favorecerla y evitar el agotamiento digital (burnout), diferentes estudios científicos aconsejan servirse de herramientas tecnológicas. 

Varias empresas que decidieron volver a la presencialidad tras el verano han mandado de nuevo a sus trabajadores a casa. Esta realidad profesional virtual hace difícil en ocasiones la desconexión digital. Un estudio elaborado por la escuela de negocios EADA asegura que más de la mitad de los teletrabajadores, el 52% del total, puede sufrir signos de cansancio mental causado por las continuas actividades virtuales. 

El 52% de los teletrabajadores puede sufrir signos de cansancio mental 

Otra investigación, realizada por la Universidad norteamericana de Standford, incide en el hecho de que son las mujeres quienes más se ven afectadas por la fatiga digital, en parte por el estrés que le suponen las videoconferencias. 


Joan Pons, CEO de Workmeter, empresa especializada en el desarrollo de soluciones de software para la medición del desempeño, sostiene que para aumentar la productividad el teletrabajo “necesita inevitablemente de herramientas tecnológicas capaces de gestionar proyectos, horarios y personas”. Y añade: “Las herramientas tecnológicas, que avisan a los empleados para hacer pequeños descansos o del final de su jornada, permiten garantizar el bienestar y la salud de los trabajadores”. 

En general, y para evitar el burnout, los expertos en gestión del cambio y en recursos humanos aconsejan ir paso a paso, fijando un par de cambios cada mes. 

Por ejemplo, se ha comprobado la eficacia de la técnica de la micropausas, especialmente en tareas que requieren de gran concentración. Se trata de pequeños descansos de apenas cinco minutos que se intercalan durante la jornada laboral cuando el trabajador sienta necesitarla. Esta práctica, cada vez más implantada por las empresas, permite a los trabajadores aprender a gestionar su propio tiempo de trabajo y ocio. 

Este modelo es viable si se cuenta con herramientas adecuadas, como un software que avise al trabajador de sus pausas establecidas, de sus descansos más largos, del final de su jornada de trabajo, de la progresión de sus proyectos y de la actividad de su equipo, que le permita sincronizarse y trabajar por su cuenta. 

Las micropausas son eficaces en tareas de gran concentración 

Optimizar esta programada desconexión digital requiere también de un adecuado descanso nocturno. “Las organizaciones deben ofrecer libertad a sus colaboradores para que estos adapten sus descansos a sus necesidades y ritmos de trabajo”, dice Pons. Según otro estudio reciente de la Universidad de Carolina del Norte, los empleados que hacen micropausas están más concentrados en su trabajo, son más resolutivos y productivos, reducen su estrés, aumentan el bienestar y la conexión con el trabajo y contribuyen a evitar lesiones comunes en la oficina y malestar. 

Desde la llegada de la pandemia, la transformación digital se ha convertido en una de las prioridades del tejido empresarial. Tanto pymes como grandes empresas se han dado cuenta de los beneficios y ventajas que aporta la digitalización de sus empresas, de los procesos y métodos de trabajo y de la cultura corporativa. 

Los expertos de The Valley explican que la capacitación de los profesionales en materia digital, la integración de tecnologías en el ámbito laboral, la implementación de nuevos modelos de trabajo más innovadores y eficientes y el fortalecimiento de la presencia online, “han sido algunas de las claves que han permitido a las empresas seguir siendo relevantes y competitivas en el nuevo panorama”. Retos que seguirán durante este 2022 que acaba de comenzar. 

 ORGANIZACIÓN, CLAVE PARA UN TRABAJO EFICAZ 

 Multitarea. El teletrabajo agudiza el “síndrome de las ventanas abiertas” o número de ventanas que se tienen abiertas en la pantalla del ordenador. Tener varios frentes abiertos e ir pasando de un asunto a otro es positivo, pero a veces da una falsa sensación de productividad. Manel Fernández Jaria, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, opina que “la multitarea nos hace ir más lentos e influye de forma negativa en la calidad y en la productividad”. Y añade: “Nuestros objetivos se alejan cuando actuamos en multitarea, aumenta el cansancio y la carga mental”. 

Evitar riesgos. Peligros como la pérdida de concentración, el cansancio o la disminución del rendimiento están directamente relacionados con el trabajo desde casa. Algunos consejos para evitar estos efectos negativos son planificar las tareas, trabajar por bloques, definir lo imprescindible cada día, construir rutinas o pedir retornos de calidad. 

Formación. Cada vez más empresas optan apuestan por la tecnología educativa para formar a sus trabajadores. Rodrigo Rodríguez, CEO de ODILO, señala que “el sector EdTech está viviendo un gran momento por todas las ventajas que aporta”. Según un análisis propio, entre las temáticas más consultadas destacan los cursos orientados a soft-skills (habilidades blandas) y herramientas digitales como Excel. 

sábado, 5 de febrero de 2022

Cuestionario tipo test Reforma laboral 2022

¿Cuál es la duración de un Contrato de Formación en alternancia? Seleccione una:

30 meses.
Depende del empresariado.
Máximo 2 años.
Indefinida.


La duración de un contrato para la obtención de la práctica profesional es de: Seleccione una.

3 meses en un año.
2 años.
Entre 6 meses y un año.
1 año.


Señala si es afirmativa o no esta pregunta ¿Se pone fin al límite de un año a la ultraactividad de los convenios colectivos?.

No.
Si.


Señala las tres afirmaciones correctas.

El convenio sectorial volverá a fijar los salarios de las personas trabajadoras, poniendo fin a la primacía del convenio de empresa que decretó la anterior reforma.
Se restringen los motivos por los que se pueden justificar los contratos temporales.
La Reforma potencia la temporalidad en el contrato de trabajo.
Disminuyen las infracciones a empresas por la formalización de contratos fraudulentos.
El contrato formativo en alternancia estará dirigido a la formación dual.


La reforma establece que... Selecciona las correctas:

Se harán fijas a aquellas personas "que en un periodo de 24 meses hubieran estado contratadas durante un plazo superior a 18 meses" con dos o más contratos por circunstancias de la producción. Antes los máximos eran 24 meses en un periodo de 30 meses.
El centro educativo puede sancionar a la empresa.
Una de las fórmulas contractuales fijas que se quiere impulsar con fuerza para sustituir a puestos hasta ahora temporales es el fijo-discontinuo, por el que un mismo trabajador mantiene una relación estable con una compañía, aunque solo trabaja en periodos de actividad, cuando se trata de trabajos muy estacionales o cíclicos.
No se pueden formalizar contratos fijos discontinuos.


Señala las que son correctas..

La utilización del contrato indefinido será excepcional si hay relación familiar.
La legislación reformula los contratos formativos para que realmente funcionen como una puerta de entrada de las personas más jóvenes al mercado de trabajo.
Se fortalece el contrato por obra y servicio.
El contrato de trabajo de duración determinada solo podrá celebrarse por circunstancias de la producción o por sustitución de persona trabajadora.
Se reduce el periodo para considerar fijo a un trabajador temporal que encadena varios contratos.
La reforma establece que las empresas subcontratadas tendrán que aplicar el convenio colectivo de la actividad desarrollada.
Todo contrato se presume temporal.
La persona propietaria de un bar que tiene a cinco personas empleadas de manera temporal y fraudulenta, con la reforma, la Inspección de Trabajo le impondría cinco infracciones y no sólo una como sucedía antes de la reforma.
Se fomenta el contrato fijo discontinuo para la realización de trabajos de naturaleza estacional o actividades de temporada; para trabajos que tengan periodos de ejecución ciertos, determinados o indeterminados y también en el ámbito de contratas y subcontratas, coincidiendo los periodos de inactividad con tiempos de tránsito entre distintas contratas.
En materia de subcontratación, siempre habrá un convenio colectivo sectorial aplicable y el convenio de empresa sólo podrá aplicarse por la contratista si determina mejores condiciones salariales que el sectorial que resulte de aplicación.
La reforma laboral incorpora lo que se denomina de manera coloquial los futuros ERTE, el "Mecanismo Red", que se trata de una herramienta de flexibilidad interna para que actúe como colchón del empleo ante futuras crisis, ya sean de la economía (cíclicas) o de sectores en particular. El objetivo es dar alternativas a las empresas para no despedir ante estos momentos de incertidumbres.


Señala las particularidades acertadas del contrato formativo para la obtención de la práctica profesional.

Este contrato se utilizará para contratar los servicios municipales.
El centro educativo será la empresa.
Para la obtención de la práctica profesional (duración máxima de 1 año): este tipo de contrato formativo puede concertarse con quienes tengan un título universitario o de un título de grado medio o superior de FP (especialista o máster profesional), certificado del sistema de formación profesional, así como con quienes posean un título equivalente de enseñanzas artísticas o deportivas del sistema educativo, que habiliten o capaciten para el ejercicio de la actividad laboral.
El Contrato para la obtención de la práctica profesional se podrá formalizar hasta 3 años después de la obtención de formación certificada o cinco años en el caso de personas con discapacidad y tendrá una duración de entre 6 meses y 1 año. La retribución será la que establezca el convenio para ese puesto de trabajo, salvo previsión específica y deberán contar con un plan de formación práctica y un seguimiento tutorial.


Señala las características correctas del contrato formativo en alternancia.

El contrato de formación y aprendizaje pasará a ser el "contrato formativo en alternancia", que se podrá firmar hasta los 30 años, siempre que la formación esté sujeta al Catálogo Nacional de Estándares de Competencias Profesionales.
La jornada de trabajo efectiva del Contrato de Formación en alternancia no debe ser superior al 65% el primer año ni al 85% el segundo año; no se pueden realizar horas extra, trabajo a turnos o jornadas nocturnas y la retribución no podrá ser inferior al 60% el primer año ni al 75% el segundo año ni inferior al SMI proporcional a la jornada realizada.
El Contrato de Formación en alternancia, se basa en un contrato de trabajo, con una duración máxima de 2 años, que permitirá al trabajador adquirir la competencia profesional adecuada correspondiente a un determinado nivel de estudios mientras se alterna con una actividad laboral retribuida.
El de alternancia estará dirigido a la contratación del centro educativo con el alumnado durante la formación dual.
La alternancia supone la contratación grupal del alumnado en un mismo contrato laboral.
La acción protectora de la Seguridad Social de las personas que suscriban un contrato formativo en cualquiera de las modalidades comprenderá las contingencias protegibles y prestaciones incluido el desempleo y la cobertura del Fondo de Garantía Salarial.


En el nuevo contrato para la sustitución de persona trabajadora, se podrá celebrar contratos de duración determinada: Señalar las correctas:

La sustitución de una persona trabajadora con derecho a reserva de puesto de trabajo, siempre que se especifique en el contrato el nombre de la persona sustituida y la causa de la sustitución.
Cuando así lo indique el responsable del departamento.
Para completar la jornada reducida por otra persona trabajadora, cuando dicha reducción se ampare en causas legalmente establecidas o reguladas en el convenio colectivo y se especifique en el contrato el nombre de la persona sustituida y la causa de la sustitución.
Para la cobertura temporal de un puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción para su cobertura definitiva mediante contrato fijo, sin que su duración pueda ser en este caso superior a tres meses, o el plazo inferior recogido en convenio colectivo, ni pueda celebrarse un nuevo contrato con el mismo objeto una vez superada dicha duración máxima.


Señala las tres afirmaciones verdaderas.

A las empresas de servicios se les permite el encadenamiento de contratos temporales y podrán utilizar, siempre que lo consideren, contratos temporales.
El contrato por tiempo indefinido fijo-discontinuo se concertará para la realización de trabajos de naturaleza estacional o vinculados a actividades productivas de temporada, o para el desarrollo de aquellos que no tengan dicha naturaleza pero que, siendo de prestación intermitente, tengan periodos de ejecución ciertos, determinados o indeterminados.
Desaparece el contrato por obra o servicio determinado y solamente existirá un contrato de duración determinada, que podrá celebrarse por circunstancias de la producción o por sustitución de la persona trabajadora.
Se recupera la ultraactividad indefinida (nueva redacción del art. 86 del ET).


Los contratos de trabajo deben contener los siguientes datos: señalar las 3 correctas.

La sala de café y reuniones.
Salario base y complementos salariales.
Lugar del trabajo.
El horario de los restaurantes de la zona para almorzar.
El nombre de tus nuevos compañeros y compañeras.
Identidad de las partes: quién es la persona empresaria y quién es la persona trabajadora.


¿Qué se entiende por externalización con mayor precariedad? Señalar una.

Externalizar la labor del tutor de FP Dual.
Aquella que busca competir básicamente devaluando salarios de la plantilla subcontratada.
La relación laboral de la empresa con su población trabajadora.



jueves, 3 de febrero de 2022

Principales responsabilidades del personal técnico de prevención de riesgos laborales

Frecuentemente se desconoce qué responsabilidades pueden derivarse exactamente frente al personal técnico y cuáles son los procesos que se siguen para exigir esas responsabilidades

La persona que en algún momento de su carrera profesional decide dedicarse al asesoramiento en materia de prevención de riesgos laborales, se enfrenta a una dicotomía clara. Por un lado, la satisfacción de contribuir a que se garantice la seguridad y salud de quienes desempeñan su actividad laboral expuestos a algún riesgo. Pero, por otro lado, existe una preocupación constante sobre las consecuencias que se pueden derivar de ese asesoramiento. Preocupación que se acentúa aún más cuando se desconoce qué responsabilidades pueden derivarse exactamente frente al personal técnico y cuáles son los procesos que se siguen para exigir esas responsabilidades.

Responsabilidad penal


Es la más temida y afecta de un modo más directo al personal técnico de prevención de riesgos laborales.

Es el art. 316 del Código Penal el que tipifica el delito contra la seguridad y salud en el trabajo. Este artículo atribuye responsabilidad penal a aquellos que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física.

Es importante tener en cuenta que basta con el hecho de que se ponga en peligro grave al trabajador para que pueda ser aplicado, sin que sea necesario que acontezca un accidente. En caso de que, además se produzca un resultado lesivo, se podría atribuir responsabilidad no solo por el delito contra la seguridad y salud en el trabajo, sino también por un delito de lesiones.

Cuando se produce un accidente o cuando existen indicios de que se ha puesto en peligro la vida, salud o integridad física de alguna persona en su ámbito laboral, el Juzgado de instrucción que tiene conocimiento de ello está obligado a investigar lo ocurrido. Para ello, puede llamar a declarar a cualquiera que haya podido intervenir en la elaboración de la documentación preventiva, la implantación de la prevención y el control de su cumplimiento. La finalidad de esta investigación es esclarecer si ha existido delito y, en su caso, quienes pueden ser responsables de la comisión de ese supuesto delito.


Por tanto, entre las personas que pueden ser llamadas a declarar se encuentra el personal técnico en prevención de riesgos laborales. Ese llamamiento se puede hacer en calidad de investigado/a o como prueba testifical. En caso de que exista un atisbo de duda sobre si su labor ha sido correcta, la comparecencia se llevará a cabo en calidad de investigado/a. El objetivo es que se cumplan todas las garantías procesales, asegurándole su derecho de defensa. De esta forma, tendrá acceso, antes de su declaración, a copia de todo el procedimiento, además de contar con la preceptiva asistencia jurídica que le acompañará durante el proceso.

El hecho de que una persona sea llamada a declarar como investigada a un procedimiento como el que nos ocupa, solo significa que se están investigando unos hechos para ver si ha podido haber negligencia por parte de algún interviniente. Una vez finalizada la instrucción, es decir, la investigación de los hechos, el Juzgado decidirá el sobreseimiento de las actuaciones si considera que no ha habido indicios de delito. En caso contrario, acordará que se continúe el procedimiento. Si esto último ocurre, existen diferentes trámites procesales en los que se puede alegar y explicar el trabajo realizado, antes incluso de tenga lugar el acto del juicio:

Se puede recurrir el auto que acuerda la continuación del procedimiento.

Se puede interponer un recurso de reforma.

Ante la desestimación del recurso de reforma, se puede recurrir en apelación ante la Audiencia Provincial.

Si aun así se sigue adelante con el procedimiento, se puede presentar un escrito de defensa.

En definitiva, se tiene oportunidad de explicar todo aquello que sea necesario en defensa de los intereses de las partes investigadas.

Además, en el acto del juicio, todas las partes tienen la oportunidad de probar y alegar lo que estimen conveniente en relación con el objeto del procedimiento, siendo además recurrible la sentencia que se dicte. En conclusión, la declaración de investigado es un trámite, dentro de una fase de investigación, que no tiene por qué terminar en juicio. Es importante que la declaración se prepare en conciencia, con la tranquilidad que permitan las circunstancias, siguiendo los consejos de la dirección letrada y de aquellos responsables técnicos que colaboren en la preparación de la defensa.

Responsabilidad civil


Es otra responsabilidad que puede ser exigible. En este punto y para la tranquilidad de los lectores, es preciso resaltar la obligación de todos los servicios de prevención de tener contratada una póliza de responsabilidad civil que cubra cualquier negligencia que se lleve a cabo, tanto por el personal técnico como sanitario, en el ejercicio de sus funciones.

No obstante, la intervención de quien haya elaborado la documentación preventiva de la empresa en el procedimiento judicial será crucial, ratificando y aclarando todo aquello que sea necesario, en aras contribuir con la defensa del servicio de prevención y la compañía aseguradora que asuma la responsabilidad.

Esta intervención será generalmente en calidad de testigo, puesto que, quien tendrá la condición de parte demandada en el procedimiento, será la empresa empleadora de la persona accidentada y, dependiendo de cómo hayan sucedido los hechos, el servicio de prevención.

La evaluación de riesgos de una empresa es el documento fundamental en el que queda constancia documental de todos los riesgos existentes en cada puesto de trabajo, así como de aquellas medidas preventivas que se deben implantar para garantizar la integridad física y psicológica de la plantilla. Si bien es cierto que no es el único documento que sirve para asesorar a la empresa, sí es el primero que se analiza a la hora de evaluar si el asesoramiento dado ha sido correcto o adolece de alguna deficiencia. Por ello, y para evitar que se derive responsabilidad, ya no solo frente al personal técnico, sino también frente a la entidad empleadora y el servicio de prevención, es del todo necesario que se elabore en conciencia, de una forma exhaustiva y recogiendo todas las tareas, equipos e instalaciones comunicados por quien ejerza la interlocución en nombre de la empresa.

Para terminar, solo desear a todos aquellos que ejercen tan importante y necesaria profesión que la satisfacción de contribuir a la seguridad y salud de las personas sea lo que prime en su día a día y lo hagan creyendo en su propia profesionalidad, toda vez que, tanto dentro como fuera de un procedimiento judicial, son siempre quienes más saben de prevención de riesgos laborales.


Fuente: Quirón prevención

martes, 1 de febrero de 2022

El puzzle del metaverso

 El metaverso ya existía, sí, pero no en la que será su forma definitiva. Nace de la suma de una serie de innovaciones tecnológicas que ya existen, pero nadie las ha juntado de forma armónica, y algunas piezas no tienen todavía su dibujo definitivo.

Microsoft fue el dueño de la computación en los años 80 y 90. Apple y Google tienen hoy el control de Internet gracias a su autoridad monárquica sobre las aplicaciones móviles. Mark Zuckerberg no está dispuesto a seguir sujeto a las reglas que otros le imponen. Por eso quiere ser el dueño de la próxima era tecnológica: el metaverso.

El fundador de Meta (el Facebook de toda la vida) quiere el control de este nuevo entorno inmersivo y tridimensional, ‘más allá del universo’; un mundo virtual que replicará nuestra realidad, permitirá inventarse otras nuevas y en el que los usuarios participarán disfrazados con un avatar.

¿Esto es nuevo?

El concepto no es completamente nuevo. Hace casi 20 años, la empresa Linden Lab desarrolló Second Life, una “comunidad” virtual en 3D que permitía a los usuarios moverse en espacios creados –previo pago– por empresas, y que llegó demasiado pronto. Creó una expectación desorbitada, para la que ni la tecnología ni los usuarios estaban listos.

En 2006 llegaría Roblox. Conscientes del traspiés de Linden Lab, sus creadores fueron mejorando de forma gradual el producto, y avanzaron fuera del foco mediático hasta alcanzar los casi 200 millones de usuarios que tiene hoy. Roblox es un lugar en el que cualquiera puede desarrollar un juego o una experiencia, y cobrar por ella. Ha alcanzado un punto de madurez –en términos tanto de uso como financieros– que justifica su valoración bursátil actual, cercana a los 70.000 millones de dólares (62.082,4 millones de euros).

También el famoso Fortnite es un metaverso. Nació como videojuego pero sus creadores (Epic Games) lo están transformando en un lugar de encuentro social. En Fortnite, por ejemplo, hay conciertos en directo a los que asisten millones de personas.

Por eso el metaverso ya existía, sí, pero no en la que será su forma definitiva.

O sea, que es un puzzle sin terminar, ¿no?…

En efecto, el metaverso nace de la suma de una serie de innovaciones tecnológicas que ya existen, pero nadie las ha juntado de forma armónica, y algunas piezas no tienen todavía su dibujo definitivo.

Esas piezas son cuatro:

• La Realidad Aumentada (AR), para imprimir objetos digitales en la realidad que nos rodea.

• La Realidad Virtual (VR), para imitar o crear nuevos escenarios.

• La Inteligencia Artificial (IA), para que podamos, por ejemplo, conversar con un avatar de Mozart que replicará su talento y su creatividad.

• La tecnología blockchain, para llevar a cabo la compraventa de bienes digitales que deben ser únicos, reconocidos por un registro mercantil global.

¿Y quién mueve los hilos?


La carrera por liderar el negocio del metaverso acaba de empezar. Hay tres candidatos con una hoja de ruta clara (Meta, Microsoft y Nvidia), otros dos que no se pronuncian pero que tienen lo necesario para competir (Apple y Google) y unos cuantos aventureros que quieren hacer la guerra por su cuenta (Roblox y Epic Games).

Por otra parte, hay startups que están proporcionando los elementos estructurales con los que otros podrán construir sus futuros mundos virtuales. Dos casos que podemos destacar son los de Unity Software, con cuya aplicación se pueden desarrollar juegos y entornos virtuales, y el de Matterport, que es capaz de hacer virtual cualquier espacio existente con una simple cámara de fotos.

Y hay quienes apuestan por un metaverso en el que manden las personas y no las Big Tech. Sueñan con un metaverso descentralizado.

¿Vamos por partes?

Meta

La compañía de Zuckerberg está preocupada por la fuga de usuarios de Facebook e Instagram a otras plataformas como TikTok. Además, su sistema de publicidad –el motor de los ingresos– está perdiendo eficacia por las medidas de privacidad que adoptan Apple y Google en iOs y Android. Quizá por eso, el reto de capitanear un metaverso centrado en el consumo (gaming, conversaciones, compraventa de arte, de ropa…) es especialmente estimulante para ellos: Zuckerberg quiere ser quien imponga las reglas a otros.

Facebook (perdón, Meta) apuesta todo a que sus dispositivos de realidad virtual (Oculus) y de realidad aumentada (ya tiene unas gafas con Rayban) sean los dominantes.

Microsoft y Nvidia

Microsoft apuesta por implantar el metaverso en el trabajo, generando oficinas postcovid a las que podamos acceder desde cualquier lugar del mundo a través de un dispositivo.

Nvidia propone un metaverso basado en el Omniverse: simulaciones virtuales del mundo real para mejorar el trabajo industrial a gran escala. La primera empresa en entrar en ese mundo virtual ha sido BMW, con una réplica exacta de su fábrica en Regensburg, en Alemania. La simulación les permitirá testar materiales, maquinaria y procesos antes de implantarlos en sus fábricas reales. Del mismo modo, con un ‘gemelo digital’ del planeta Tierra probarán a simular eventos atmosféricos con los que poder estudiar el cambio climático.

La tercera vía

¿Y si el metaverso quedara fuera del control de los grandes? Hay quienes trabajan en un modelo descentralizado donde, en lugar de existir una empresa dominante, es la comunidad la que participa del negocio y toma las decisiones.

Es el caso de Decentraland, un metaverso creado en 2017 en el que los usuarios compran y venden parcelas virtuales, todas diferentes e identificadas de forma única mediante su ‘token no fungible’ (NFT). El récord de venta se alcanzó hace tan solo unos días: 2,4 millones de dólares (2,12 millones de euros) –618.000 MANA, la criptomoneda de Decentraland– por un terreno de 565 metros cuadrados. Un auténtico boom inmobiliario virtual.


Empresas e inversores… ¿cómo subirse a la ola?

El metaverso nos permite imaginar nuevos modelos de trabajo y de colaboración para las empresas, pero también nuevas formas de fabricar productos o de diseñar procesos. Los cambios se pueden resumir en tres conceptos clave:

• No habrá limitaciones físicas para trabajar desde cualquier lugar.

• La Inteligencia Artificial resolverá muchas cuestiones de las que hoy en día se encargan los trabajadores.

• Por último, se abaratará el diseño y la fabricación de productos.

En definitiva, estos cambios auguran un aumento exponencial de la productividad.

Las oportunidades para los inversores son muchas y muy golosas, a priori. Han de fijarse en aquellas compañías que estén contribuyendo a generar la infraestructura de este nuevo metaverso. Facebook es una de ellas, claro, pero hay vida más allá de Zuckerberg. Las acciones de compañías como Nvidia, Roblox, Unity Software o Matterport se han disparado en las últimas semanas.

Y la pregunta del millón: ¿para cuándo?

A pesar de todas las aproximaciones, al metaverso le quedan algunos años para convertirse en una realidad. Si queremos vivir en Internet necesitamos un hardware que funcione como una segunda piel, más cómodo y ligero que las gafas de VR que nos ofrece ahora el mercado. Serán gafas, lentillas o algo que se está inventando en un garaje ahora mismo. La adopción masiva llegará cuando sea más cómodo usar servicios digitales con esos dispositivos que con el smartphone o el PC. Los expertos sitúan ese momento en 2030.

En cualquier caso, su implantación no será radical sino paulatina, y es una incógnita si supondrá o no una revolución como la del primer Internet.

Las ventajas de virtualizar la realidad están claras –¿quién no querría recibir una masterclass de astronomía de Carl Sagan en el mismísimo espacio? Pero, ¿y los riesgos? El metaverso nos pilla con cierto agotamiento tecnológico tras la pandemia y prevenidos de los efectos nocivos de las pantallas: la adicción, el aislamiento, la soledad. Si bien es una gran oportunidad para salir de los márgenes del smartphone y usar la tecnología en entornos físicos, ¿nos podrán las ganas de realidad que nos ha arrebatado el virus? Veremos.

Fuente Forbes

Entradas populares

Quizás también te interese:

Lo que piensas de otra persona, es lo que se expande

Si tus pensamientos sobre la persona a la que quieres tiene que ver con lo que no funciona, con lo que no te gusta, con lo que deberían se...