miércoles, 18 de noviembre de 2015

¿Para qué?



Al levantarte mañana pregúntate ¿para qué? en lugar de ¿por qué?

Evita el uso del ¿por qué?, ya que te llevará a que busques justificarte en la medida de que te sientas cuestionado o juzgado. Y esta respuesta la buscarás fuera de ti. Y fuera de ti no están tus recursos.

El ¿para qué? está orientado al objetivo y el ¿por qué? al problema. Además, el ¿para qué? está centrado en el presente y en el futuro, y el ¿por qué? en el pasado. Te invito a reflexionar, a estar en silencio en tu SER (autoConcepto) y tomar conciencia (autoConciencia).

Nos han construido nuestro YO y hay que buscar nuestro verdadero YO ahora.

Busca tu contestación y, a cada respuesta, pregúntate de nuevo ¿para qué? Y la repuesta búscala dentro de ti. Los recursos que necesitas están dentro de ti. 


En definitiva, busca tu propósito de vida. Tu visión... y marca tu dirección a ese objetivo, que puede cambiar a lo largo del camino.

Feliz Camino..!! Feliz Aprendizaje..!!

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...