viernes, 24 de septiembre de 2010

Intermediación Laboral. Primer Empleo

Buscar empleo será el primer trabajo. En primer lugar, sería importante que la persona en la situación de demandante de trabajo desarrolle una autoevaluación para conocerse y, así saber vender su “marca”, procediendo a continuación a planificar la búsqueda de su primer empleo.
Deberá estar atento a las ofertas que se convocan e informado, a través de los diferentes servicios, agencias o publicaciones dirigidas a la orientación laboral específica.
Adecuación. Para lograr un pleno desarrollo laboral, es necesario que el perfil personal profesional se ajuste a las demandas del puesto de trabajo y de la organización de la empresa.
En este sentido, los seleccionadores de personas para puestos de trabajo no valoran únicamente la capacidad intelectual del candidato, su formación, imagen o dominio de las situaciones, sino que escuchan al aspirante, con detenimiento, para diagnosticar su personalidad, valores y comportamientos. Su intención es obtener una información cualitativa que, además, sea útil para la empresa en la línea de formación, planificación y diseño del puesto que ocupará en la estructura de la empresa
La intermediación laboral ayudará a alcanzar el éxito a las personas en sus puestos de trabajo teniendo en cuenta algunos factores: (1) la formación, (2) la motivación de los mismos y, especialmente, (3)la adaptación de sus funciones laborales a sus propias características.
Por todo ello, una correcta intermediación debe situar al trabajador en el puesto que más se identifica con su perfil personal y profesional, porque es ahí, donde habrá un mayor grado de motivación.

Candidato/a ideal. El factor humano es el elemento más crítico para el éxito y el diferenciador frente al resto de oponentes.
Cada persona tiene un perfil determinado, dentro de un conjunto de dinámicas, que le hacen más adaptable a una actividad que a otra. Si el puesto está bien emparejado con ese perfil, aprenderá rápidamente y alcanzará una mayor productividad. Este emparejamiento acertado es el criterio principal de una buena contratación, sobre todo, en el primer empleo de los jóvenes, donde la sociedad actual retrasa su incorporación al trabajo, y esto está produciendo en ellos un alejamiento y desconocimiento del mundo laboral.
Adaptabilidad. El comportamiento de una persona en un puesto de trabajo está en función, principalmente, de la personalidad, las aptitudes, los valores, y los conocimientos. En estos puntos se puede influir en una persona, no para cambiarla,  sino  para analizarla y ver los puntos fuertes y los débiles y así facilitar su colocación en el puesto laboral adecuado. Esa es la llave de todo proceso de selección.

Todo este conocimiento previo para enfrentarte a una oportunidad de empleo no es suficiente, aunque si puede ayudar para enfrentarte al competitivo mercado de la Europa del Euro, marcada por el desempleo. Por ello, es difícil pensar que las acciones para reducir el desempleo y la precariedad laboral, tan demandadas por los agentes sociales y la propia sociedad, en este sentido, no han alcanzado los éxitos deseados y demandados por la población, especialmente cuando observamos los datos de paro.
Para este cometido, la necesidad de estudiar las mejores condiciones de posibilidades de inserción sociolaboral de las personas no sólo deben partir desde el análisis de los aspectos relativos al mundo laboral sino también de aquellos marcados por su competencia personal como bienestar psicológico, motivación y satisfacción entre otros.
En este sentido, las trayectorias de inserción socio laboral de las personas y los fenómenos relevantes en esa transición, tales como la búsqueda activa de empleo y las experiencias, se convierten en los valores a tener en cuenta durante el proceso de inserción profesional.
Así, la consideración integral permanente toma una mayor importancia cuando es  identificada con el itinerario de información, orientación y formación profesional, sobretodo, en el escenario de igualdad de oportunidades sociales.
Para este cometido es importante que la orientación profesional constituya una de las necesidades básicas de los jóvenes. Muchas veces los resultados escolares negativos en itinerarios de formación prolongados y las ofertas laborales tentadoras a corto plazo contribuyen a complicar el posicionamiento inicial del joven en el mercado de trabajo al decidirse por una estrategia de inserción profesional poco coherente.

Entradas populares

Quizás también te interese:

¿Cómo controlar la ira? La leyenda de los dos lobos

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...