domingo, 14 de diciembre de 2014

Auto-Responsabilidad

Los seres humanos tendemos a culpar a otros de nuestros males: la culpa de que yo sea así es de mis padres, el examen que suspendí es de la profesora,...

Lo que eres hoy es el resultado de tus decisiones y elecciones en el pasado. Lo que seas mañana será consecuencia de tus actos de hoy.

Cuando no reconocemos nuestros equivocaciones y echamos la culpa a otras personas o a las circunstancias externas a nosotros, protegemos nuestro ego, es la forma que tiene nuestro cerebro de protegerse. Si bien esto en cierto modo es un mecanismo de defensa y como tal, protege nuestra autoestima, también es contraproducente, puesto que no aprendemos ni mejoramos nada desde esa “cómoda” posición.

“Lo más difícil es la capacidad de ver, ver simplemente, con sinceridad, sin engañarse, porque ver significa cambio.”

Entradas populares

Quizás también te interese:

¿Cómo controlar la ira? La leyenda de los dos lobos

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...