domingo, 10 de abril de 2016

Las 17 leyes indispensables del trabajo en equipo

1. LA LEY DE LO TRASCENDENTAL

Uno es demasiado pequeño como para pretender hacer grandes cosas. El uno es un número demasiado bajo para lograr la grandeza.
¿Cuál es su sueño? Para Lilly Tartikoff es curar el cáncer. Ella no es científica ni necesita serlo. Todo lo que necesita es conocer la ley de lo trascendental. En este mundo, los llaneros solitarios no llegan demasiado lejos. La creencia que una persona sola puede hacer algo grande es un mito. Rambo derrotando solo a todo un ejército hostil es una fantasía peliculera.
Los equipos pueden hacer más que una persona sola. Es un gran paso adelante cuando aceptas que otros pueden ayudarte a hacer un mejor trabajo del que podrías hacer solo.

2. LA LEY DEL CUADRO COMPLETO
La meta es más importante que la participación individual.
El objetivo es más importante que el cargo. Debemos marcarnos retos ilusionantes. Todo comienza con visión. Tienes que tener una meta.
¿Qué es lo que motiva a un ex Presidente de los Estados Unidos a recorrer el país en autobús, dormir en un subterráneo y trabajar con sus manos durante una semana? La respuesta es posible encontrarla en la ley del cuadro completo.
Los miembros de un equipo deben recordar que la meta es más importante que la gloria individual que desean alcanzar.

3. LA LEY DE LA ESPECIALIZACIÓN

Cada jugador tiene un lugar donde dar lo mejor de sí.
Todos los jugadores tienen un lugar donde aportar el mayor valor. En un equipo hace falta delanteros, medios, defensas, portero… “Los logros de una organización son el resultado del esfuerzo combinado de cada individuo” Cuando el jugador está en el lugar correcto, todos se benefician. Los logros de un equipo son el resultado del esfuerzo combinado de cada individuo.
Si usted fuera un líder del mundo libre, ¿cómo decidiría qué trabajo dar a alguien que puede realizarlos todos con calidad, incluyendo el suyo? Si quiere que todos sean unos triunfadores, entonces tendrá que usar la Ley de la especialización.

4. LA LEY DEL MONTE EVEREST

A medida que el desafío crece, la necesidad de un trabajo en equipo aumenta. Cuanto mayor es el desafío, más importante es trabajar en equipo.
El sherpa Tenzing, que subió junto a Edmund Hillary, nos enseñó que nadie sube una montaña como el Everest solo o en competencia con sus compañeros.
Tenzing Norgay y Maurice Wilson eran ambos unos escaladores experimentados que usaban el equipo correcto. Entonces, ¿por qué uno de ellos murió en la montaña mientras que el otro la conquistó? Solo uno de ellos conocía la ley del Monte Everest.
Pero un sueño no es suficiente. Podrá hacerlo realidad solo si es parte de un equipo.

5. LA LEY DE LA CADENA

Todo equipo es tan fuerte como lo es su eslabón más débil.
¿Importa si mil de sus empleados están haciendo un excelente trabajo pero solo uno de ellos comete un error? Solo pregunte a la compañía que tuvo que pagar más de 3 mil millones de dólares por daños y se vio atrapada por la ley de la cadena. No todos pueden decir que sí ni todos quieren decir que sí. El talento es escaso.
Los miembros más fuertes tienen que ayudar al débil. Si tienen sentido de equipo, lo van a ayudar.

6. LA LEY DEL CATALIZADOR

Los equipos triunfantes tienen jugadores que hacen que las cosas sucedan.
 Las personas catalizadoras se plantean sueños y no paran hasta conquistarlos. Son intuitivas, comunicativas, apasionadas, talentosas, creativas, proactivas, responsables, generosas e influyentes.
¿Qué haría usted si el 31 de diciembre se acercara rápidamente y sus vendedores estuvieran muy por debajo de las metas propuestas para el año? Dave Sutherland puede decírselo: Su equipo alcanzó las metas porque él vivió siempre según la ley del catalizador.
Por eso es que un equipo que alcanza su potencial siempre tiene un catalizador. Los catalizadores son personas que logran lo que se proponen y aún más. Un equipo no puede lograr sus metas más importantes, o ni siquiera ganar terreno si no tiene un catalizador.

7. LA LEY DE LA BRÚJULA

La visión da confianza y dirección a los miembros del equipo.
Hay una brújula moral (perspectiva - ayuda a las personas a revisar sus motivaciones), brújula intuitiva (mirar en el interior - la pasión solo viene de adentro), brújula direccional (hacia delante, en la dirección de sus sueños),  brújula histórica (mirar hacia atrás, (trayectoria) la gente no alcanzará el futuro al menos que haya tenido contacto con el pasado), brújula estratégica (mirar alrededor - la visión sin estrategia es como soñar despierto) y brújula visionaria (mirar más allá, que trasciende, hacer que los miembros del equipo crezcan).  
El presidente de Enron supo solo dos meses antes de la decisión multimillonaria de la compañía de entrar en las ventas por Internet pero no se preocupó en absoluto. ¿Saben por qué? Porque él y su equipo estaban cosechando los beneficios de la ley de la brújula.


8. LA LEY DE LA MANZANA PODRIDA

Las malas actitudes arruinan al equipo.
Esperaban aplastar a la competencia. Tenían el talento y la ambición para ganar. Pero en lugar de eso, se auto destruyeron. Si solo hubiesen conocido la ley de la manzana podrida. Son las malas actitudes las que arruinan a un buen equipo. Las actitudes se contagian, y si son malas lo hacen más rápido que las buenas.
Las buenas actitudes entre los jugadores no garantizan el éxito de un equipo, pero las malas actitudes garantizan su fracaso.
La ventaja del ganador no es un cuna noble, un gran coeficiente intelectual o un talento. La ventaja está en la actitud, no en la aptitud.
Cuando un líder enfrenta con optimismo circunstancias desalentadoras, otros admiran esa cualidad y quieren emularlo. Las personas llegan a inspirarse por sus compañeros.
Solo hay una cosa más contagiosa que una buena actitud: una mala actitud. La verdad es que una actitud negativa perjudica en vez de ayudar a la persona que la tiene. Y también perjudica a las personas que la rodean.

9. LA LEY DE LA CONFIABILIDAD

Cuando de contar se trata, los compañeros de equipo deben poder contar los unos con los otros. Quizás en su organización las personas no se mueran cuando alguien comete un disparate. Pero sí puede ocurrir que alguien muera, debido a un error, en este tipo de negocio familiar. Por eso es que la ley de la confiabilidad es tan importante para ellos.
Los integrantes de un equipo han de ser capaces de contar unos con otros”. La Confiabilidad es la suma de 5 C: Carácter, Capacidad, Compromiso, Constancia y Cohesión.

10. LA LEY DEL PRECIO

El equipo no logra alcanzar su potencial cuando falla en pagar el precio.
Pudieron haber sido el negocio de ventas al por menor más grande del mundo. En lugar de eso se vieron obligados a cerrar sus puertas después de 128 años en el negocio. ¿Por qué? Los líderes estaban pagando el precio por ignorar la ley del precio.
El equipo no logra aprovechar todo su potencial cuando no paga el precio por ello. Algunos creen erróneamente que si logran una meta particular ya no tienen que crecer.
No hay victorias a precio de ganga. El precio puede ser esfuerzo, tiempo, foco, desarrollo personal. El precio aumenta si el equipo quiere mejorar, cambiar o mantenerse victorioso.


11. LA LEY DE MARCADOR

El equipo puede hacer ajustes cuando sabe dónde está parado.
Miles de compañías de ventas por Internet han fracasado. Algunas que han tenido «éxito» siguen esperando tener ganancias. Pero esta compañía se mantiene ganando, creciendo y haciendo dinero. ¿Por qué? Porque ellos siempre han tenido en cuenta la ley del marcador.
Los equipos sólo pueden ajustar el marcador cuando conocen de verdad la situación”. El marcador es esencial para comprender, para evaluar, para tomar decisiones, para hacer ajustes, para ganar.


12. LA LEY DE LA BANCA DE APOYO

Los grandes equipos tienen mucha fuerza colectiva.
¿Quién es, por lo general, el jugador más valioso de una organización? ¿El principal ejecutivo? ¿El presidente? ¿El jefe de ventas? ¿Creería si le dijera que puede ser alguien del departamento de recursos humanos? Creería si conociera la ley de la banca de apoyo.
Los grandes equipos son muy profundos”. El éxito conjunto es cuestión de titulares y de suplentes. Necesitamos iniciadores y colaboradores que apoyan indirectamente.

13. LA LEY DE LA IDENTIDAD

Los valores compartidos definen al equipo.
 Los valores son pegamento, fundamento e imán.
¿Cómo puede lograr que miles de personas se sientan entusiasmadas de trabajar en una bodega de almacenamiento usando ropa color anaranjado brillante y proveyendo para cada necesidad de los clientes? Bernie Marcus y Arthur Blank lo hicieron al levantar su compañía sobre el fundamento de la ley de la identidad.
Todo equipo necesita estabilidad para actuar bien y para crecer.
Los valores de un equipo atraen a él personas con iguales valores.

14. LA LEY DE LA COMUNICACIÓN

La interacción aviva la acción. El equipo tuvo diez líderes en diez años. Los empleados estaban desanimados y amargados y la compañía se estaba debilitando económicamente. ¿Cómo fue que Gordon Bethune pudo salvar a esta aerolínea de la hecatombe? Empezó a usar la ley de la comunicación.
Los equipos efectivos se escuchan y hablan entre sí. La interacción anima a la acción

15. LA LEY DE LA VENTAJA

La diferencia entre dos equipos igualmente talentosos es el liderazgo. La diferencia está en el líder entre dos equipos iguales.
El verdadero liderazgo es compartido, pero es liderazgo (no hay equipo sin líder ni líder sin equipo).
El equipo estaba enfrentando problemas serios. Tenían todo lo que necesitaban para triunfar: talento, apoyo, recursos, todo excepto la cosa más importante. La única esperanza para revertir la situación era alguien que entendiera la ley de la ventaja.


16. LA LEY DE LA MORAL ALTA

Nada duele cuando se está ganando. Cuando estamos ganando, nada nos duele.
¿Qué pudo impulsar a un hombre de 50 años de edad que ni siquiera sabía nadar a soportar el dolor de entrenar para el triatlón más difícil del mundo? No. No fue la crisis de la edad mediana. Fue la ley de la moral alta.
En palabras de James Hunton, “Juntarse es un comienzo; mantenerse juntos es un progreso; trabajar juntos es un éxito.
El equipo se enfoca en su potencial, no en sus problemas.


17. LA LEY DE LOS DIVIDENDOS

La inversión en el equipo crece mucho a través del tiempo y se nota en el tiempo.
Los equipos no se cohesionan ni cambian de la noche a la mañana; hay que hacer las cosas bien y esperar pacientemente
¿Alguna vez te han hecho caer en la trampa de aceptar un trabajo? A Morgan Wootten le sucedió, y como resultado, ha cambiado las vidas de miles de niños. Su vida dedicada a dar le enseñará todo lo que necesita saber sobre la ley de los dividendos.
Mientras mejor sea la gente en el equipo, mejor es el potencial.

Todos sabemos que trabajar en equipo es algo bueno; más que bueno, ¡es esencial! ¿Pero cómo se logra esto? ¿Qué es lo que hace que un equipo tenga éxito? ¿Por qué algunos equipos ascienden rápidamente a las cumbres más altas del éxito y ven cómo su visión se hace realidad, mientras que otros parecen no ir a ninguna parte?
Estas son preguntas que no tienen una respuesta fácil. Si así fuera, los deportes tendrían más campeones mundiales.


Las 17 leyes indispensables del trabajo en equipo’ (2003) es un libro de plena vigencia, John Maxwell (Michigan, 1947) es autor, coach y conferencista que ha escrito más de 80 libros, que se centran principalmente en el liderazgo.

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...