sábado, 2 de abril de 2016

¿Y tú que haces por alcanzar tu empleo!

En el caso de quien busca trabajo y espera que el empleo venga al ponerse delante de los portales de empleo... Esperando que alguien te descubra. Esperando que alguien te dé una oportunidad, esperando a que la suerte se apiade de ti. ¿Es tu caso?
Dicho esto, también entiendo que la idea de salirse del camino trazado no es para todo el mundo, porque mucha gente se siente tremendamente incómoda fuera de la cola, fuera del camino trazado, fuera de lo que hace todo el mundo.
Si es tu caso, déjame que te hable con tremenda sinceridad (y cariño): tampoco pretendas entonces lograr los resultados que logra la gente que se está buscando la vida por fuera, la gente que está llegando hasta el mercado oculto, que está logrando los puestos más golosos y las carreras más interesantes.
Porque si vas a esperar a que las cosas lleguen hasta ti cómodamente, tendrás que conformarte con lo que dejen los que están luchando por fuera del sistema por los trabajos que realmente valen la pena.
Si pasas del “rollo de la marca personal”, de salir ahí fuera a contar lo bueno que eres haciendo lo que haces, si no te interesa contactar con gente que no conoces y tratar de iniciar una relación con ellos - no pedirles cosas, ojo, que eso es diferente y ahí somos todos muy rápidos (está claro que el famoso “Quien no llora no mama” lo tenemos muy interiorizado, pero no va de eso la cosa. Para nada)-, entonces te estás condenando a seguir en la cola con el otro 89,99% que está buscando lo mismo que tú.
Y no sólo esto: los profesionales que se posicionan como marcas blancas están por desgracia sujetos a la variable del precio más bajo… ¿es eso lo que quieres?
Otra cosa es que me digas que no quieres un trabajo interesante. Que no quieres mejorar como profesional y desarrollar tu talento hasta BRILLAR. Que no tienes ningún plan para tu carrera profesional y te da igual dónde termines, lo que ganes, o lo que puedas aportar al mundo.
Entonces disculpa por molestar: la cola delante de la puerta de los portales de empleo, es tu sitio. No significa que vayas a conseguirlo, pero desde luego es el camino del mínimo esfuerzo.
Pero la mayoría soñamos con tener un trabajo por el que levantarse por la mañana con ganas de ir a la oficina, ¿no? Un trabajo que no haga que los lunes sean un infierno, un trabajo en el que estar a gusto y en el que aportar algo al mundo. 
Y no es que yo te pueda asegurar que haciendo o dejando de hacer determinadas cosas vayas a llegar SEGURO donde te dé la gana (ya me habría hecho de oro de ser así - y de hecho desconfía quien te asegure que tiene una poción mágica para lograr resultados). Yo te hablo por experiencia propia -como seleccionadora y como candidata- y por la de mis clientes durante cinco años; te hablo porque escucho lo que ocurre en el mercado, porque veo cómo reacciona la gente que toma las decisiones y así voy siguiendo qué les interesa, te hablo porque estoy muy pendiente de lo que funciona y lo que no. 
Y la realidad es, como todo en la vida, un tema de probabilidades.
Hay ciertas cosas que puedes hacer, ciertas maneras de actuar y de pensar que te dan una mayor -o incluso mucho mayor- probabilidad de lograr lo que quieres.
Y desde esa posición te digo que salirte de la cola donde está el 90% y moverte por el camino no trazado hasta la puerta trasera del trabajo que quieres, es como más probabilidades tienes de tener éxito.

Y no te estoy hablando de abrirte un perfil en Linkedin y acumular contactos, ni de abrir una cuenta en Twitter y pasar horas sin fin leyendo lo que otros comparten.
Es un proceso más estratégico y basado en lo más importante: tú.
¿Te interesa dejar de ser de ese 90%? pues manténte en línea porque la próxima semana te cuento las claves a seguir.

Fuente (artículo completo): María Luisa Moreno

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...