domingo, 30 de agosto de 2015

Conciliar ante el Conflicto

Vivimos tiempo revueltos y los conflictos forman parte de nuestras vidas en el trabajo, en la familia y en las amistades.

En el trabajo es donde pasamos una gran parte de nuestro día, de allí que cuando se presenta un conflicto laboral importante este consiga afectarnos de tal modo que resulta muy difícil separarlo de nuestra vida personal.

Y ante los conflictos, el diálogo es muy importante para lograr acuerdos. Así ninguno de los dos pierde.

Buen mensaje de este video... ¡Ceder! Que no pasa nada. Mejor, ¡Vivir en armonía!

Este vídeo enseña a trabajar en EQUIPO.



Hay personas que prefieren chocar a ceder el paso. En estas personas sólo se ve el bienestar propio atropellando a los demás, sin buscar una solución a las dificultades que convenga a todos.

Hay que aprender a dialogar.Una enseñanza que nos muestra, lo importante que es conciliar y negociar en la vida con las personas.

Actividad en la clase: Formar grupos de 4 o 5 personas y cada uno seleccionar un conflicto determinado por el grupo y, a continuación, exponer como actuar para fomentar la conciliación y el dialogo.

Un ciervo, un conejo, un mapache y un oso transmite el mensaje de que en este mundo hay espacio para todos si colaboramos y ponemos de nuestra parte. Todo ocurre a la hora de cruzar un estrecho puente; el oso y el ciervo se enfrentan mientras que el conejo y el mapache se ayudan para salvar los obstáculos.. Y lo consiguen. 

Antes de resolver un conflicto laboral es importante analizar con detalle la situación y aclarar cómo se hará, que medios se usarán, crear un plan y un esquema de la resolución del conflicto.

Tener en cuenta que si hay un conflicto entre dos o más empleados se debe convocar una reunión con los afectados para iniciar la negociación.

Es fundamental hacer ver a las personas que han protagonizado el conflicto laboral el modo en el que la situación está afectando de forma real o potencial el desempeño individual de cada uno, su relación con otros compañeros e incluso los resultados de la empresa.

La meta es llegar a una solución, pero es importante que los empleados entiendan que para ello deben colaborar. Todos tienen que ceder, cambiar, modificar actitudes, de lo contrario será difícil resolver el problema, no se trata de tener o no la razón si no de llegar a lo que es mejor para todos.

Entradas populares

Quizás también te interese:

¿Cómo controlar la ira? La leyenda de los dos lobos

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...