domingo, 3 de noviembre de 2019

El Sistema de Formación Profesional



En cuanto a los rasgos característicos del sistema de FP que repercuten en la población activa tenemos, por un lado, el porcentaje de población con estudios de secundaria de ciclo superior que en España es el segundo más bajo en la Unión Europea. Sólo Portugal, país de menor desarrollo económico que España, muestra un porcentaje inferior. Países como Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Francia, Holanda superan o están cercanos al 50% de la población con estudios de secundaria de ciclo superior. Este hecho muestra el déficit de la población española respecto a la mayor parte de los países de la Unión Europea y del resto de países de la OCDE.
Y por otro lado, más sorprendente que la anterior, es que a pesar de que el nivel de cualificación de la población española en su conjunto es de los más bajos de la OCDE, el porcentaje de población con estudios superiores es de los más altos, superando a países como Alemania, Francia, Dinamarca. Este rasgo refleja la mayor preferencia social por los estudios universitarios, cuyo acceso se ha visto favorecido por una amplia oferta de universidades, debido en gran parte al desprestigio y a la falta de calidad de la formación profesional española. Esto ha conducido a que paradójicamente la proporción de población con estudios universitarios supere a la población con estudios secundarios de ciclo superior, rasgo único y exclusivo de España.
La formación de la población trabajadora se dirige tanto a la mejora de competencias y cualificaciones, como a su recualificación, con el fin de que puedan seguir activos y sus empresas puedan seguir compitiendo.

Las reformas de los sistemas de formación profesional actuales van hacia:

Integralidad de la formación hacia itinerarios formativos coherentes y por créditos que faciliten el tránsito de la persona en la sociedad del conocimiento y la adquisición de aprendizajes permanentemente. Transparencia de las acciones formativas que promuevan el aprendizaje a lo largo de la vida y facilite el acceso a los sistemas de educación y formación profesional mediante un sistema de acumulación y transferencia de créditos en el contexto universitario y de la formación profesional con equivalencia entre los diferentes subsistemas.

La ciudadanía necesita de entornos abiertos del aprendizaje, facilitando el acceso de todas las personas a los sistemas de educación y formación. La transformación de la sociedad del conocimiento implica que el acceso a la educación y la formación debe simplificarse y hacerse más democrático; y además es necesario facilitar el paso de una parte del sistema de educación y formación a otra. Al mismo tiempo es preciso garantizar el acceso al trabajo a una parte de la población lo más amplia posible y aumentar no sólo el índice de empleo sino también los niveles generales de cualificación. Las complejidades de nuestros sistemas de educación y formación dificultan la construcción de itinerarios formativos; pero debemos simplificar este sistema para que, cuando las personas deban cambiar de una parte del sistema a otra, puedan aprovechar sus esfuerzos y resultados anteriores y poder hacer valer los niveles apropiados de crédito. Para ello, es necesario la participación de las personas adultas y su conciliación con otras responsabilidades familiares y profesionales.

No hay duda de que la Cualificación es pieza fundamental en la capacidad de competitividad en cualquier sociedad desarrollada. De ahí que la Administración centre su ayuda a las personas en el aprendizaje a lo largo de la vida con la mirada puesta en la adquisición de conocimientos y capacidades vinculados a un puesto de trabajo.

Todas estas acciones estarán concentradas en un modelo Integrado de Cualificaciones y Formación Profesional que permita el tránsito de las personas en su aprendizaje a lo largo de la vida sin barreras de acceso y que posibilite la competitividad de las empresas y la competencia de las personas.

Este sistema de Cualificación y Formación Profesional debe dar repuesta a los jóvenes en su proceso de orientación hacia el aprendizaje teniendo muy presente su personalidad, entorno y vivencias. Y especialmente aquellos jóvenes que, ante la interrupción de sus estudios (fracaso escolar o fracaso social), necesita disponer de vías de promoción en su carrera profesional, sin barreras y cuyo límite lo marca el propio joven.

El reto en los próximos años es la ordenación e integración de todas las acciones formativas y aprendizajes formales y no formales o informales, incluido el adquirido mediante el reconocimiento de las competencias profesionales y laborales en las empresas por las personas.

El sistema de Formación y Cualificación Profesional tiene un doble cometido como elemento de orden social: el de competitividad y, otro de mayor importancia, el de equidad social que nos llevará a construir la sociedad que queremos para el futuro, más justa y solidaria

Certificación del aprendizaje, con carácter oficial. Una cuestión simple pero imposible de llevar a cabo a través del establecimiento de un sistema de promoción y cooperación Europea que facilite la movilidad del ciudadano en la Unión Europea mediante el Europass con el objetivo de convertir a la UE en una economía basada en el conocimiento más competitiva, capaz de producir crecimiento económico, con más y mejores empleos y mayor cohesión social.

El acceso al conocimiento tiene una importancia fundamental en la sociedad. Así, el aprendizaje a lo largo de la vida se entiende como una estrategia para fomentar el desarrollo de la sociedad y la economía. En este sentido, el  profesorado y el personal de formación en la UE se plantean una serie de prioridades ante los cambios que está experimentando su papel y la percepción que la sociedad tiene de ellos: las cualificaciones (incluidas las cualificaciones en TIC), las condiciones laborales, el número de estudiantes por clase, etcétera. Todos estos cambios generan las condiciones apropiadas para que el profesorado y los formadores contribuyan adecuadamente a aumentar la calidad de la educación y la formación, disponiendo de indicadores y  procedimientos en sus actuaciones.

Aprendizajes abiertos con formación online. Las conclusiones de las cumbres de Lisboa y Feira hicieron hincapié en la importancia del eLearning en una sociedad basada en el conocimiento que está transformando los sistemas y procesos de aprendizaje. Para acceder a los conocimientos, y utilizarlos a través de las TIC y aprovechar en mayor medida las oportunidades del eLearning, se requieren nuevas competencias. Debe garantizarse que todas las personas puedan acceder a estas nuevas competencias y esta promoción debería tener principalmente por objeto a las mujeres, que siguen estando infrarrepresentadas en el sector de las TIC. Para apoyar este cambio será también importante ofrecer una certificación de las cualificaciones obtenidas en el ámbito de las TIC.

Promover un aprendizaje más atractivo para alentar a las personas a permanecer en el sistema de educación o formación. Ello implica, en primer lugar, que sea útil para las personas. Hay que intentar que todos comprendan pronto que deberán estar en contacto con la educación y la formación durante toda su vida. Si las personas no perciben el valor de la educación permanente para ellas mismas, nunca realizarán los esfuerzos necesarios y nunca se mejorarán los niveles de cualificación para responder a las exigencias de la sociedad del conocimiento.

Los sistemas de educación y formación deben contribuir al mantenimiento del modelo europeo de sociedad. Todas las personas deben tener las mismas posibilidades de acceso a la educación y la formación y, especialmente, aquellos con situación desfavorables o en exclusión social que forman parte de grupos vulnerables como las personas con diversidad funcional, inmigrantes, reclusas o personas con dificultades para aprender, así como las que viven en zonas rurales o alejadas, o tienen dificultades para compaginar su vida laboral y profesional. No es aceptable que una proporción importante de la población abandone prematuramente los estudios sin haber adquirido aptitudes y cualificaciones fundamentales para participar activamente en la sociedad, con la pérdida que para esta y la economía en general implica el desaprovechamiento de sus potencialidades.

Entradas populares

Quizás también te interese:

¿Cómo controlar la ira? La leyenda de los dos lobos

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...