martes, 16 de septiembre de 2014

Relaciones Laborales excluidas

El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 1.3, excluye de su regulación a las siguientes relaciones no laborales; o bien porque no cumplen algunos de los requisitos o bien por tener una propia normativa, como es el caso de los funcionarios:

- La relación de servicios de los funcionarios públicos.


- Las prestaciones personales obligatorias(servicio militar o civil sustitutorio)


- Las actividades de consejero o miembro de órganos de administración de empresas.


- Los trabajos realizados por amistad, benevolencia o buena vecindad, como voluntariado en la Cruz Roja.


- Los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condición de asalariado de quien lo lleva a cabo. Se considera familiares el cónyuge y parientes hasta el segundo grado.


- Agentes comerciales que asumen el riesgo de la operación mercantil.


- Los trabajos efectuados por cuenta propia (trabajadores autónomos) donde faltan los requisitos de dependencia y ajenidad.


- Transportista con vehículo propio.




Para que se apliquen las disposiciones del Estatuto de los trabajadores es necesario que tu relación con el empresario sea libre, personal, por cuenta ajena, dependiente y retribuida.


Hay determinadas relaciones que se excluyen del Estatuto de los trabajadores.


Funcionarios públicos y personal asimilado. (Art. 1.3.a) ET).


La exclusión alcanza a todas las personas que, en virtud de una norma de rango legal, estén sometidas a un régimen administrativo o estatutario como el Estatuto Básico del Empleado Público y otras normas del Derecho Administrativo. Estos son:


- Quienes tengan la condición de funcionario (del Estado, las CC.AA. o las Corporaciones Locales (o de sus organismos autónomos).


- Quienes, sin tener plaza en propiedad, ocupen un puesto de funcionario, en régimen de interinidad, prácticas o expectativa de destino.


- El personal eventual o que ocupa puestos de confianza ( art. 20.2 LRFP), y aquellos que sean contratados en régimen administrativo, incluidos los contratos de servicios.


- El personal estatutario de las instituciones sanitarias del sistema nacional de salud.


Prestaciones personales obligatorias. (Art. 1.3.b) ET).


Se excluyen estas prestaciones porque falta la voluntariedad en la prestación de servicios. En ellas podrían darse las notas de ajenidad y dependencia, pero no son prestaciones libres, sino realizadas por obligación o exigencia jurídica.


Administradores, consejeros y asimilados. (Art. 1.3. c) ET).


Esta exclusión se debe a la ausencia de dependencia en el trabajo, ya que se trata de personas que forman parte del órgano máximo de dirección de la empresa. A veces también falta la nota de ajenidad, por la participación que suelen tener en el capital social.


Trabajos amistosos, benévolos, o de buena vecindad. (Art. 1.3. d) ET)


En estos trabajos concurren las notas de ajenidad y puede que también la nota de dependencia, ya que se prestan por cuenta o beneficio de otro, sin embargo, su causa no es la obtención de ganancias, sino la ayuda mutua o la colaboración altruista, por lo que carecen de la remuneración típica del trabajo asalariado. La exclusión se refiere a dos grandes supuestos:


- Por un lado, a los trabajos realizados a favor de una persona en razón de amistad o de buena vecindad.


- Por otro, a los trabajos benévolos que son los que se realizan por motivos altruistas (ayuda social, beneficencia..) y que pueden desarrollarse de manera individual y ocasional, pero también en el seno de una entidad de fines benévolos o humanitarios (ONG, o las de voluntariado..) o incluso en partidos políticos o sindicatos.


Trabajos familiares. (Art. 1.3. e ET)


El artículo 1.3. e) ET excluye los trabajos familiares por entenderse que no se trabaja por cuenta ajena y está ausente de remuneración, salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes lo lleven a cabo.


Agentes y operadores mercantiles autónomos.


Según el artículo 1.3.f) ET quedan fuera de la legislación laboral la actividad de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresarios, pero siempre que queden obligados a responder del buen fin de la operación, asumiendo el riesgo y ventura de la misma. Si se presta en estas condiciones, la actividad de mediación, que se conoce como representación o agencia comercial (y se realiza al amparo de contratos de gestión o comisión) tendrá carácter mercantil. Falta la Ajenidad.


Transportistas con vehículo propio. (Art. 1.3. g) ET).


En este caso, falta la ajenidad y la dependencia y para que se produzca la exclusión tiene que darse determinados requisitos:



  • Que el transportista sea propietario o poseedor del vehículo de transporte.
  • Que ofrezca sus servicios directamente al público.
  • Que sea titular de una tarjeta de transporte que le permita desarrollar esa actividad.

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...