martes, 28 de enero de 2014

Barreras a la comunicación

Percepción. Si la propuesta no se realiza con cuidado los individuos pueden percibirla de manera distinta. A veces, se puede oír lo que se quiere oír.

Actitudes. Se pueden tener ideas fijas basadas en determinadas suposiciones acerca del que habla. Debemos estar a la ofensiva de las ideas preconcebidas.

Personalidad. Se considera la propia personalidad como normal y de esta manera solemos evaluar, bajo nuestra propia perspectiva, los juicios y puntos de vista de otras personas.

Emoción. Cualquier persona que tenga las emociones alteradas( feliz, triste, temeroso, apesadumbrado, etc.) será incapaz de comunicarse eficazmente.

Otras Barreras:
      • Interferencias físicas: ruidos, interrupciones.
      • Interrupciones mentales: distracciones, aburrimiento.
      • Mensajes defectuosos: algo mal expresado invita a una mala interpretación.
      • Suposiciones no clarificadas: tomar por buenas lo que solo son suposiciones.
      • Sospecha: algo que se supone que va a ocurrir posteriormente.
      • Prejuicio: algo preconcebido, positivo o negativo.
      • Temores: el temor a una persona o ante una situación puede bloquear la comunicación. No se piensa bien si se piensa en como salir de una situación determinada.
La clave de la comunicación eficaz reside en superar las barreras anteriores. Se sabe que se retiene solo el 25% dela información que se recibe y que lleva menos de 24 horas olvidar gran parte de lo que se ha aprendido. Por ello, es importante mejorar las técnicas de comunicación para aumentar la retención. El primer aspecto es  mejorar la forma de escuchar con los diez mandamientos siguientes:

  1. Dejar de hablar: es la mejor manera de predisponerse a escuchar.
  2. Facilitar las cosas al que habla: con una expresión abierta y amigable.
  3. Demostrar que se desea escuchar: mostrarse interesado y no estar leyendo el correo o escribiendo otra cosa.
  4. Evitar distracciones: dejar aparte los papeles que puedan distraer la atención, cerrar la puerta y evitar llamadas telefónicas.
  5. Ver el punto de vista del otro: aunque esto no signifique estar necesariamente de acuerdo con él.
  6. Ser paciente: dar tiempo al que habla, no estar con prisa o marchándose.
  7. Templar los nervios: el exaltarse reduce la capacidad de escuchar y entender.
  8. No argumentar o criticar.
  9. Hacer preguntas: Esto muestra que se está escuchando y provoca el debate.

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...