domingo, 26 de enero de 2014

Dinámicas de roles en la clase

a. Seleccionar el tema a escenificar o interpretar.
b. Repartir el papel que corresponde a cada uno.
c. Estudiar y preparar bien la escena y la interpretación de cada uno.

JUEGO DE ROLES O ROLE-PLAYING

1. ¿Para qué sirve?

Cuando se desea que alguien comprenda lo más íntimamente posible una conducta o situación, se le pide que "se ponga en el lugar" de quien la vivió en la realidad. Si en lugar de evocarla mentalmente, se asume el rol y se revive dramáticamente la situación, la comprensión íntima resulta mucho más que profunda y esclarecedora.

Role-­playing será entonces representar una situación con el objeto de que se vea como real, visible, vivida, de modo que se comprenda mejor por parte de quien o quienes deben intervenir en ella en la vida real.

Este objetivo se logra no sólo por quienes represen tan los roles, sino por todo el grupo que actúa como observador participante del proceso.

Por medio de este tipo de actuaciones, se despierta el interés, se motiva la participación espontánea de los/las espectadores/as y, por su propia informalidad y actualidad, se mantiene la expectativa del grupo centrada en el problema que se desarrolla. La representación escénica provoca una vivencia común a todos/as los/las presentes y después de ella es posible discutir mejor el problema con cierto conocimiento generalizado, puesto que todos han participado de un planteo común.

La representación es libre y espontánea, sin usar libretos. Los/las intérpretes representan posesionándose del rol adjudicado y delimitado previamente, como si la situación fuera verdadera. Esto requiere, por cierto, alguna habilidad y seguridad.

Fase de preparación

El problema o situación puede ser previsto de antemano o surgir en un momento dado de una reunión de grupo. Debe delimitarse lo que se expondrá y para qué, con toda precisión.

Los/las participantes aportarán todos los datos posibles para describir y enriquecer la escena a representar, imaginando la situación, el momento, la conducta de los personajes, etc. Esto ayudará al encuadre de la escena y servirá como material para que los/las intérpretes improvisen un contexto significativo y lo más aproximado posible a la realidad. El grupo decidirá si desea dar una estructura bien definida a la escenifica­ción o prefiere dejarla, en mayor o menor medida, a la improvisación de los/las intérpretes.

Es muy importante definir el "momento" que ha de representarse, la situación concreta que interesa "ver" para aclarar o comprender el problema del caso y, de acuerdo con ello, decidir qué personajes se necesitan y qué rol jugará cada uno/a.

Se elegirán los/las intérpretes a los/las que se les darán nombres ficticios, lo cual ayuda a posesionarse del papel y reduce la implicación personal del/la intérprete.

De acuerdo con las necesidades, se prepara el escenario de la acción, utilizando sólo los elementos indis­pensables, por lo común, una mesa y sillas. Todo lo demás puede ser imaginado con una breve descrip­ción.

Conviene dar a los/las intérpretes unos minutos para colocarse en la situación mental, ponerse en "su pa­pel", lograr clima y, si lo desean, explicar someramente cómo proyectan actuar.

Fase de desarrollo

El desarrollo de la acción no debe ser interferido, salvo por motivos de fuerza mayor. El grupo mantendrá una atmósfera propicia siguiendo la acción con interés y participando de ella emocionalmente. La actitud de los/las espectadores/as suele ser de algún modo "captada" por los/las intérpretes.

El/la facilitador/a podrá interrumpir la acción cuando considere que se ha logrado suficiente información o material ilustrativo para proceder a la discusión del problema. El final no es importante, como en el teatro, y la duración total suele ser de cinco a quince minutos.

El grupo puede designar observadores/as especiales para determinados aspectos: actuación de cada per­sonaje, ilación del tema, contradicciones, fidelidad a la situación, etc.

En todo el desarrollo de esta técnica, será útil la colaboración de un/a facilitador/a que posea experiencia, coordine la acción y estimule al grupo.

Comentarios y discusión

Una vez terminada la representación, se procede al análisis. Esta actividad, dirigida por el/la facilitador/a, permite a los/las intérpretes dar sus impresiones, explicar su desempeño, describir su estado de ánimo en la acción, es decir, qué sintieron al representar su rol.

Luego, todo el grupo expone sus impresiones, interroga a los/las intérpretes, discute el desarrollo, propone otras formas de jugar la escena, etc.

Los/las intérpretes pueden invertir sus papeles (quien hizo de padre / madre hace de hijo/a y viceversa), o nuevos/as intérpretes pueden hacerse cargo de los personajes.

Luego, hay que dar tiempo suficiente para lo principal, es decir, las conclusiones sobre el problema plan­teado.

• Debe comenzarse por situaciones simples y eligiendo bien los/las intérpretes entre los/las más segu­ros/as y habilidosos/as, comunicativos/as y espontáneos/as.

• Comenzar con situaciones que den lugar a la hilaridad, con escenas bien estructuradas para luego derivar en el planteo serio.

• Los roles impopulares deben darse a personas seguras de sí, apreciadas,  que no puedan verse even­tualmente afectadas por el papel.

• En ciertos casos, pueden hacerse representaciones con enfoques alternativos, es decir, una escena puede jugarse de dos maneras diferentes para decidir una duda o hallar la solución más adecuada.

• Procurar que la escenificación se realice en un lugar bien visible para los/las espectadores/as.

3. Ventajas e inconvenientes

• Los seres humanos, generalmente, poseen un deseo natural de actuar.

• La representación de papeles dramatiza la situación analizada.

• Compromete e interesa a todos/as, aun a aquellos/as que no representan roles.

• El grupo puede analizar los puntos de vista de otras personas.

• El grupo puede predecir ciertas reacciones ante diferentes tipos de acciones y de situaciones.

• Es un buen recurso para el análisis de problemas.

• Diversas personas pueden mostrar cómo encararían una situación similar.

• Es un grupo espontáneo para aplicar una idea a los resultados de una discusión

• La representación de papeles destaca sentimientos o actitudes que tal vez no se manifestarían en las discusiones comunes.

Desventajas
• Es más difícil utilizar en forma eficaz el rol playing que otros instrumentos.

• Frecuentemente, es utilizado inadecuadamente; en algunos casos la discusión o presentación de ca­sos sería más eficaz.

• Es posible que el grupo se detenga más en la representación que en el problema en sí.
• El grupo puede desenvolverse de tal modo en esta técnica que evada el tema y/o contenido.

• A menos que la representación sea eficaz, puede ocurrir que el grupo encare esta técnica como una manera informal de analizar un problema grave.
• Una pregunta directa o un problema colocado en sus justos términos puede ser más eficaz y llevar menos tiempo.

• Si los roles no están bien distribuidos, puede ocurrir que las personas que no deseen intervenir se sientan incómodas.
• Algunos/as pueden adoptar una actitud de antagonismo con quien represente un papel.

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...