martes, 28 de enero de 2014

Habilidades de Comunicación

La comunicación en la organización abarca toda la información que permite a los directivos y empleados desarrollar eficazmente su trabajo y alcanzar los objetivos marcados por la empresa. Cada empresa, en función de su propia cultura empresarial, se organiza en función de una estructura jerárquica que va a determinar una serie de flujos de comunicación más dinámicos o restringidos. 

Las redes de comunicación de la empresa deben de facilitar el intercambio de información, ideas, cambios, mejoras y difusión de normas, etc. No obstante, no sólo es importante la comunicación interna sino también la externa (publicidad, proveedores, clientes, etc.), ambas van a determinar la imagen corporativa de la empresa, es decir, cómo quiere ser percibida tanto por sus empleados como por sus clientes.

No cabe duda de que un gran problema que afecta a la mayoría de las empresas en la actualidad, es la falta de comunicación o el uso inadecuado de sus técnicas. Por ello, actualmente, las empresas consideran que un trabajador cualificado no sólo debe poseer ciertos conocimientos, además debe ser capaz de adaptarse y relacionarse de forma adecuada en su entorno laboral. Debemos de tener en cuenta que hoy en día casi todos los trabajos se realizan en equipo y para llevarlos a cabo es necesario tener unas habilidades mínimas de comunicación. La comunicación es una habilidad básica e indispensable en el entorno Laboral y en el puesto de trabajo.

Por tanto, uno de los pasos más importantes y necesarios en el proceso de adaptación al puesto de trabajo y al entorno laboral pasa por reforzar y ampliar nuestras técnicas de comunicación. Si se producen situaciones de incomunicación o de distorsión en la comunicación, éstas se traducirán en obstáculos a lo largo de todo el proceso productivo o de la prestación del servicio. Los fallos de comunicación no sólo afectan al proceso productivo, sino también al ambiente laboral, dificultando cuando se producen repetidamente la adaptación del  individuo al medio laboral

El primer paso para mejorar la comunicación consiste en conocer los elementos que forman parte del proceso y tenerlos en cuenta (planificarlos) , en función de nuestros objetivos, para asegurarse de que éste llega a buen fin.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta que la comunicación depende siempre de la actitud del emisor y del receptor, por consiguiente, debemos partir de una actitud positiva que abra las puertas para poder establecer una comunicación eficaz, cordial y confiada, sin predisponer negativamente a la otras partes implicadas en el proceso de comunicación. La utilización de una conducta asertiva favorece la comunicación y la integración y crea un buen clima laboral.

En tercer lugar, se debe utilizar el "Feed Back" eficazmente. Entendemos por feedback o retroalimentación, la información que recoge el emisor de una comunicación, sobre los efectos de la misma en el sujeto que la recibe. Esta información del receptor, retroalimentación o feed back, permite al emisor saber si su mensaje ha sido comprendido y que repercusión ha tenido en el sujeto que la recibe, con lo cual puede modificar los próximos mensajes que emita. Cuando se da Feed-Back hay que tener presente que su finalidad es la de servir a quien lo recibe a decidir si debe o no cambiar su conducta en algún aspecto concreto. Según este objetivo, dar Feed-Back supone una serie de aspectos en la forma de utilizarlo, que hacen de él un instrumento eficaz o ineficaz.

En cuarto lugar, si queremos ganar habilidades en la comunicación, debemos conocer y manejar las técnicas precisas de comunicación verbal (escrita y oral) y no verbal.

Entradas populares

Quizás también te interese:

La leyenda de los dos lobos: La ira

Cada uno de nosotros vivimos luchas en nuestro interior y tenemos la capacidad de elegir nuestra manera de manifestarnos en la vida. Esta e...